Por qué algunos planes de dieta de desintoxicación de moda hacen más daño que bien

Una dieta de desintoxicación suele comenzar con un ayuno limitado en el tiempo y anima a beber mucha agua y a comer alimentos naturales como frutas y verduras. Aunque suelen parecer saludables y seguras, las dietas de desintoxicación, al igual que las dietas de moda, pueden tener efectos secundarios potencialmente perjudiciales y, en general, no conducen a una pérdida de peso permanente.

Para entender cómo funcionan las dietas de desintoxicación y por qué podrían no funcionar, es útil entender algo de la jerga que se utiliza para comercializar las dietas de desintoxicación.

¿Qué es una dieta de desintoxicación?

Las dietas de desintoxicación suelen incluir algún tipo de ayuno, durante el cual se requiere eliminar completamente los alimentos durante varios días y luego se introducen gradualmente alimentos específicos de nuevo en la dieta.

Algunas dietas de desintoxicación también fomentan algún tipo de proceso de “limpieza” mediante irrigación acolónica o mediante el uso de enemas. Algunos planes de desintoxicación también pueden recomendar el uso de suplementos o laxantes para ayudar en el proceso de purificación. Algunas personas creen que este proceso ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

¿Qué son las toxinas?

Las toxinas son sustancias químicas conocidas por tener efectos desfavorables en el cuerpo humano. Se pueden encontrar en los alimentos (o en las sustancias utilizadas en el cultivo de alimentos), en el agua e incluso en el aire. Las toxinas se procesan a través de órganos como el hígado y los riñones y se eliminan a través del sudor, la orina y las deposiciones.

Deshaciéndose de las toxinas

Las personas que promueven y comercializan dietas de desintoxicación creen que las toxinas no salen completamente de nuestros cuerpos a través de los sistemas naturales del cuerpo. Creen que en su lugar, permanecen en el sistema digestivo o linfático, y pueden causar efectos dañinos como dolores de cabeza o fatiga.

Las dietas de desintoxicación requieren renunciar a alimentos específicos que pueden contener toxinas para purgar el cuerpo de ellas. Algunas personas afirman que estas dietas pueden hacer cualquier cosa, desde aumentar los niveles de energía hasta prevenir -o incluso curar- las afecciones de salud.

¿Funcionan las dietas de desintoxicación?

Comer una dieta baja en grasas, alta en fibras y llena de alimentos naturales y saludables es saludable para todos, y una mejor nutrición puede aumentar la salud y el bienestar.

Sin embargo, no hay pruebas científicas sustanciales de que las dietas de desintoxicación liberen al cuerpo de toxinas de manera más eficaz que los procesos naturales del cuerpo, o que las dietas mejoren la salud en general o curen cualquier condición médica.

Dietas de Desintoxicación y Pérdida de Peso

Muchas personas creen que pueden perder peso con dietas de desintoxicación. Y puede que noten un cambio en la balanza después de limitar la cantidad de comida que comen durante unos días. Pero estos planes no son el mejor método para obtener resultados saludables y permanentes de pérdida de peso. Las dietas que implican ayuno o restricción de grupos de alimentos enteros no son ideales para nadie.

Mientras que las personas que ayunan parecen perder peso, este peso es en realidad pérdida de agua en lugar de pérdida de grasa (que es lo que hay que lograr para reducir permanentemente el peso). Este tipo de dieta de choque también puede conducir a la pérdida de músculo. La mayoría de las personas recuperan todo el peso que pierden durante un ayuno o una desintoxicación.

Por último, el ayuno o la “desintoxicación” de forma regular puede hacer que el metabolismo se ralentice, lo que hace más difícil perder o mantener el peso en el futuro.

¿Quién debe evitar las dietas de desintoxicación?

Los niños, los adolescentes, los diabéticos, las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades cardíacas o cualquier persona que padezca problemas médicos no deben seguir una dieta de desintoxicación. Cualquier persona que padezca un trastorno alimentario no debe seguir una dieta de desintoxicación.

Además, las dietas de desintoxicación no son apropiadas para las personas que son muy activas, tienen trabajos físicamente exigentes o participan en deportes, porque no proporcionan suficiente energía o nutrición.

El uso de suplementos de tipo laxante puede ser especialmente problemático, ya que pueden causar deshidratación o desequilibrios minerales, así como problemas digestivos.

Antes de comenzar cualquier programa de pérdida de peso, especialmente uno que implique la restricción de alimentos o la eliminación de grupos de alimentos enteros, es importante hablar con su médico.

¿Qué es el Maestro de la Limpieza?

Deja un comentario