Brunch de un plato sin gluten Receta de una cazuela de desayuno sin gluten

Cada menú de brunch debería incluir una simple receta de un plato. Esta cacerola de desayuno está hecha con huevos, salchicha de pollo, queso y tomate fresco para crear un desayuno abundante, rico en proteínas y saludable sin gluten. Reúne los ingredientes con antelación y hornea justo antes de que llegue la compañía o la familia se levante para empezar el día. Las sobras son perfectas para un almuerzo de bolsa marrón.

Ingredientes

  • 5 rebanadas de pan sin gluten
  • 5 enlaces de salchicha de pollo estilo desayuno
  • 6 huevos grandes
  • ½ taza mitad y mitad
  • ¼ taza de hojas de albahaca fresca
  • ¾ cucharadita de sal kosher
  • pimienta negra recién molida a gusto
  • 1 taza de queso cheddar, rallado
  • 1 largetomato, picado

Preparación

  1. Precalentar el horno a 350F.

  2. Rociar una bandeja de hornear de 9×9 con spray antiadherente.

  3. Rebanadas de pan tostado. Una vez que se enfríe lo suficiente para manejar los dados en grandes trozos.

  4. Si la salchicha está congelada, descongélela en el microondas o en la sartén según las instrucciones del paquete y luego píquela en trozos grandes.

  5. Distribuya uniformemente el pan y las salchichas en el fondo de la bandeja de hornear y déjelas a un lado.

  6. Mezclar los huevos, mitad y mitad, y la albahaca en la licuadora; sazonar con sal y pimienta.

  7. Mezclar durante 30 segundos.

  8. Vierta la mezcla de huevos en el plato preparado.

  9. Espolvorear con queso y tomate.

  10. Colóquelo con cuidado en el horno y hornee de 20 a 25 minutos o hasta que los huevos estén listos.

  11. Saque del horno y deje enfriar por lo menos 15 minutos antes de servir.

Variaciones y sustituciones de ingredientes

Reemplaza la albahaca con cualquier hierba verde fresca como el perejil, el cebollino o el estragón. El queso suizo y el brócoli son tan deliciosos como el queso cheddar y el tomate.

Haz lo mejor que puedas para pegarte a la taza de queso para mantener la grasa y las calorías bajo control.

Consejos para cocinar y servir

Para ver si los huevos están cocidos, presiona suavemente la parte superior de la cacerola y asegúrate de que no salga ningún huevo líquido. Si la parte superior de la cacerola comienza a verse demasiado marrón antes de que los huevos se cocinen, cubra la cacerola con papel de aluminio por el resto del tiempo de cocción.

Califique esta receta

Ya has valorado esta receta.
¡Gracias por tu valoración!

Deja un comentario