Fitness

Gimnasio en casa y como organizarlo

El deporte es ideal para lograr el equilibrio entre cuerpo y mente. Pero si no tiene tiempo para inscribirse en un centro especializado, una buena solución podría ser montar un gimnasio en casa. Puede parecer complicado, pero descubrirás que es muy sencillo si sigues los 4 pasos que te mostraremos en el artículo de hoy.

El tranvía diario no deja mucho tiempo para el cuidado del cuerpo, y tendemos a centrar toda nuestra atención y energía en el trabajo y el hogar.

Sin embargo, hay varias formas de hacer deporte y mantenerse en forma. Con un gimnasio en casa será aún más fácil. ¡El hogar no es solo para descansar!

Entrenamiento diario

Cualquier cambio físico se basa en cuatro grandes pilares: motivación, entrenamiento, nutrición y descanso. La motivación es fundamental para entrenar correctamente, aquí es donde hay que empezar a entrenar en casa.

Evidentemente, en un gimnasio normal, existen una serie de elementos y herramientas que permiten desarrollar un circuito deportivo óptimo. Podemos elegir entre cintas de correr, bicicletas estáticas, pesas o bancos multifuncionales y seguir para realizar un entrenamiento correcto y eficaz.

Pero si no tienes tiempo para ir a un centro especializado, puedes montar tu propio gimnasio en casa; solo tienes que dedicar el tiempo adecuado a la formación y motivarte elaborando un programa.

Lo primero que hay que establecer es un objetivo, como la pérdida de peso o el tono. No hace falta ser deportista competitivo para dedicar tiempo al deporte y aumentar su resistencia física.

Puede comenzar realizando una actividad cardiovascular, como correr o andar en bicicleta. Cualquier opción es válida, porque en cualquier caso estarás ayudando a mejorar tu bienestar físico.

Organizar un gimnasio en casa es sencillo y puedes utilizar objetos cotidianos. A continuación te presentamos algunos consejos para crear tu espacio y entrenar un poco cada día.

¡Coraje! ¡Deja la rutina y entrena en casa!

Elementos que puedes usar para construir tu gimnasio en casa

1. Colchoneta o esterilla de yoga

La colchoneta o colchoneta es un elemento útil para entrenar en casa: puedes utilizarla para practicar yoga o realizar ejercicios para tonificar los músculos. Debe ser cómodo y suave para amortiguar las caídas y evitar lesiones.

Con una colchoneta puedes realizar flexiones, abdominales y ejercicios tumbados en el suelo. Además, podrás practicar todos aquellos ejercicios destinados a tonificar el abdomen, la espalda y las piernas.

Es un elemento fundamental para consolidar la práctica deportiva en casa. Además, es muy importante cuando se acuesta en el suelo, para que no apoye la espalda directamente en el suelo.¡Ten cuidado! Incluso si está en casa, puede lastimarse si se esfuerza demasiado. Aquí es donde entra en juego el tapete.

2. Elija un espacio grande

Si ha decidido montar un gimnasio en casa, elija un espacio grande como la sala de estar o una habitación donde no haya muebles que puedan interferir con su entrenamiento. Si tienes sillas o mesas que no te dejan espacio suficiente, muévelas, tienes que realizar el entrenamiento sin interrupciones ni golpes.

Tu gimnasio en casa será un espacio personal que tendrás que adaptar a tu gusto, para disfrutar al máximo de tu entrenamiento.

Entrenar sin restricciones es la condición fundamental para rendir más en los ejercicios. En casa tienes muchas fuentes de distracción, como la televisión o el sofá, no te lo pienses y céntrate solo en los ejercicios.

3. Pesas caseras

Para tonificar sus brazos, puede construir pesas caseras reales, herramientas esenciales para su entrenamiento. Levantar pesas es una parte importante del ejercicio: fortalece los músculos bíceps, tríceps y pectorales.

Hay varias opciones disponibles para “construir” pesos:

  • Puede llenar botellas de plástico de tamaño mediano con arroz o arena. De esta forma tendrás pesas que podrás sujetar a un poste o barra.
  • Otra opción es llenar las latas con arena u hormigón y unirlas a una tubería de metal. Obtendrá una barra más pesada pero útil para aumentar la resistencia y los brazos fuertes.

4. Taburete o silla

En la casa todos tenemos taburetes, bancos o sillas bajas. Todos ellos son elementos ideales para la práctica de muchos ejercicios que necesitan una base de apoyo.

Una opción es hacer flexiones de codos, colocando las manos sobre una silla; este ejercicio será particularmente eficaz para desarrollar los músculos del brazo.

Un taburete también puede servir como base para el escalón o para subir y bajar escaleras. Este ejercicio es ideal para fortalecer las piernas y las pantorrillas. Su efecto será inmediato. Solo hay que subir con una pierna y luego con la otra; cuando estés arriba, baja y empieza de nuevo.

Como has visto, todos estos son elementos simples que te ayudarán a transformar un espacio no utilizado en un gimnasio en casa. No tienes más excusas para no entrenar y dedicar unos minutos a tu cuerpo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba