Por qué los ejercicios de acondicionamiento físico funcional deben ser parte de un plan de pérdida de peso

Los entrenamientos funcionales son la clave para estar en forma a largo plazo, perder peso y estar bien. Estas sesiones cuidadosamente diseñadas no le dejarán sudoroso y sin aliento, pero pueden ayudarle a quemar más calorías y a mantenerse activo a lo largo del día. Entonces, ¿cómo se aprovecha el entrenamiento funcional? Primero, es importante entender por qué el programa de entrenamiento funciona.

¿Qué es un entrenamiento funcional de fitness?

Los ejercicios funcionales ayudan a mejorar el equilibrio, la postura, la resistencia muscular y la flexibilidad. Durante un entrenamiento funcional, puedes usar pesas, mancuernas u otros equipos de resistencia para fortalecer tus músculos. Pero este tipo de entrenamiento es diferente a un programa tradicional de levantamiento de pesas.

En una sesión típica de entrenamiento funcional, puede hacer de 5 a 10 ejercicios diferentes que ayudan a mejorar la forma en que sus músculos trabajan juntos para que se sienta más coordinado.

Durante cada ejercicio de entrenamiento funcional, tienes que concentrarte muy estrechamente en el movimiento para mantenerte equilibrado y una buena postura. Para muchos ejercitantes, el entrenamiento funcional es un ejercicio para los músculos y la mente. El entrenamiento funcional mejora la forma en que el cerebro habla con los músculos para que el cuerpo funcione mejor.

Hay diferentes maneras de incorporar el entrenamiento funcional en su rutina de entrenamiento regular. Puede agregar algunos ejercicios de postura y equilibrio a su rutina semanal de fortalecimiento o puede trabajar con un entrenador calificado para construir un programa más completo para mejorar la forma en que su cuerpo se ve y se siente.

Por qué es beneficioso el entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional ayuda a que el cuerpo se mueva más cómodamente y, por supuesto, los cuerpos que se mueven cómodamente tienen más probabilidades de quemar más calorías sin hacer ejercicio, pero el entrenamiento funcional también puede hacer que sus otros entrenamientos sean más efectivos. Y este beneficio es clave para las personas que intentan perder peso.

«Antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, es importante identificar las áreas de debilidad o las limitaciones en el rango de movimiento que podrían afectar a su rendimiento, dice Jason Corrie, un entrenador personal certificado que se especializa en ayudar a clientes de todo el mundo a tener cuerpos más delgados y fuertes. Explica por qué cada cliente de pérdida de peso debe comenzar su programa de ejercicios con una evaluación funcional.

«El entrenamiento funcional puede tener un impacto masivo cuando intentas perder peso». Explica que cuando tu cuerpo trabaja correctamente se vuelve más eficiente en la quema de calorías. Cuando tu cuerpo quema más calorías durante el ejercicio y quema más calorías a través de las actividades de la vida diaria, pierdes peso más rápido.

Consejos para iniciar un programa de entrenamiento de fitness funcional

La mejor manera de empezar un programa de entrenamiento funcional es encontrar un profesional calificado. Los entrenadores personales que practican el entrenamiento funcional empiezan haciendo una evaluación completa de sus patrones de movimiento. Pueden identificar lesiones pasadas y hábitos físicos que han cambiado la forma en que su cuerpo funciona. Luego trabajan junto a usted para reentrenar y reconstruir los movimientos básicos de manera que el cuerpo se mueva de manera más cómoda y eficiente a lo largo del día.

No todos los entrenadores están calificados para hacer esta forma de evaluación y diseño de programas. Jason recomienda que investigues los antecedentes de un entrenador, hagas preguntas y pidas referencias. «Un buen entrenador siempre estará feliz de proporcionar testimonios e historias de éxito de clientes anteriores. Busque cualquier testimonio que describa clientes con lesiones o problemas de postura pasados y pida contactar con esos clientes directamente».

También puedes encontrar un entrenador buscando en línea. El Consejo Americano del Ejercicio ofrece una base de datos con capacidad de búsqueda para ayudar a encontrar un entrenador en su área. Y el Colegio Americano de Medicina Deportiva tiene un servicio en línea para encontrar entrenadores calificados también.

Si tiene una lesión o consideración médica en el pasado, su médico puede remitirlo a un fisioterapeuta para que lo ayude a iniciar un programa.

También puedes unirte a un gimnasio que ofrezca equipos y clases de fitness funcionales. Planet Fitness, por ejemplo, proporciona el PF360 y el equipo Life Fitness S3 (TRX) para ayudar a los miembros a aprovechar la última tecnología de entrenamiento funcional.

Ejercicios de entrenamiento funcional a probar

Si simplemente quiere incorporar a su rutina unos cuantos ejercicios de entrenamiento funcional, puede empezar con unas cuantas rutinas sencillas que pueden ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación. Cuando realice cualquier rutina de entrenamiento funcional, es esencial que se concentre en realizar los movimientos correctamente, en lugar de hacerlos con más peso o haciendo más repeticiones.

  • Insecto muerto: Si usted es un principiante en el ejercicio, este ejercicio (realizado en posición supina sobre su espalda) le ayudará a preparar su abdomen para movimientos más difíciles.
  • Flexión del hombro: Este sencillo ejercicio de hombro es perfecto para los que quieren mejorar la postura y aumentar la flexibilidad en la parte superior de la espalda.
  • Tablón: Este ejercicio de nivel intermedio ayuda a mejorar la estabilidad del núcleo para mejorar la postura y la coordinación.
  • Soporte de una sola pierna: Este ejercicio básico ayuda a mejorar el equilibrio y la fuerza del núcleo. A medida que te vuelvas más coordinado, añade movimientos de brazos para desafiarte a ti mismo.
  • Sentadilla de una sola pierna: Después de que te sientas cómodo con el soporte de una sola pierna, puedes añadir movimiento levantando y bajando el cuerpo en cuclillas.
  • Arremetida : Si eres nuevo en el ejercicio de arremetida, comienza la posición de arremetida y simplemente levanta y baja tu cuerpo, manteniendo el equilibrio adecuado. A medida que te fortalezcas, añade movimiento. Dé un paso hacia adelante, hacia atrás o hacia un lado para entrar y salir de la estocada o haga una estocada caminando para fortalecer, mejorar la coordinación y aumentar la resistencia muscular.

Si prefieres seguir un programa de entrenamiento funcional en línea, considera usar un programa diseñado por Activmotion. Todos los programas usan la barra de Activmotion que está disponible para comprar en el sitio web de la compañía. Pero la barra, que está construida con pesas de acero rodante en su interior, proporciona beneficios de estabilidad únicos que no se obtienen con otros equipos. Puedes ver los entrenamientos individuales desde el sitio web de Activmotion o invertir en el programa Ignición de 60 días para que construyas tu fuerza funcional gradualmente.

Una palabra de Verywell

Es necesario hacer regularmente ejercicios de acondicionamiento físico funcional para obtener resultados. Pero notarás un cambio real en la forma en que tu cuerpo se ve y se siente si los haces consistentemente. Intenta hacer tu rutina funcional 2 o 3 veces por semana. A medida que se fortalezca y coordine, agregue nuevos ejercicios que desafíen la parte inferior del cuerpo y ejercicios que desarrollen la fuerza y la coordinación a través del tronco y el núcleo.

Deja un comentario