Lea las respuestas a las preguntas más comunes sobre la pérdida de peso para ayudarle a tener éxito

Perder peso puede ser un negocio frustrante. Tienes que comer saludablemente, empezar a hacer ejercicio y luego esperar. Y esperar, y esperar y, a veces, esperar un poco más. A veces se ve un poco de progreso y, otras veces, parece que no pasa nada. Así que, si estás haciendo ejercicio y estás cuidando tus calorías, ¿por qué no se mueve la balanza?

1. ¿Cuándo empezará a perder peso?

Respuesta corta: No hay una respuesta firme a esta pregunta porque hay muchos elementos involucrados en la pérdida de peso y cada persona tendrá una experiencia diferente. Si ha reducido las calorías en unas 500 calorías diarias con la dieta y el ejercicio y es consecuente con ello todos los días, teóricamente perderá alrededor de una libra a la semana. Sin embargo, hay otros factores que intervienen en la pérdida de peso, algunos de los cuales no se pueden controlar, como el sexo, el metabolismo, el peso, la edad, el estado físico y los factores hereditarios. Es difícil dejar que el cuerpo responda a su propio tiempo, pero eso es exactamente lo que tenemos que hacer y ayuda:

  • Concéntrate en lo que puedes controlar : Puedes controlar lo que comes, la frecuencia con la que te mueves, la forma en que manejas el estrés y lo bien que te cuidas cada día. Hacer lo mejor que puedas con cada una de esas cosas te pondrá en el camino correcto.
  • Olvídate de lo que no puedes controlar: No puedes hacer nada acerca de las cosas que pueden dificultar la pérdida de peso, como la genética, la edad, el sexo y el tipo de cuerpo. No está claro en qué medida estas cosas juegan un papel en su éxito, pero usted sabe que puede comer mejor y hacer más ejercicio, dos cosas que pueden ayudarle a perder peso.
  • Deshazte de la escala: Si subirte a la balanza te vuelve loco, déjala a un lado un rato o pésate sólo de vez en cuando. Una báscula no puede decirte cuánta grasa corporal estás perdiendo, así que toma tus medidas, hazte examinar la grasa corporal o usa otros métodos para seguir tu progreso. Encuentra maneras de fomentar tu éxito y eso te hace sentir bien con lo que estás haciendo.
  • Concéntrate en los resultados que estás obteniendo : ¿Te sientes mejor? ¿Caminar más rápido o más tiempo? ¿Te sientes más fuerte? ¿Dormir mejor? ¿Más energía? Eso es progreso y puede haber otros beneficios para la salud para mantenerte motivado.

2. ¿Por qué no puedes deshacerte de tu barriga y tus muslos?

Muchas personas descubren que, incluso cuando pierden grasa corporal, algunas áreas nunca parecen adelgazar (por ejemplo, el vientre, las caderas y los muslos). Si has estado haciendo un millón de abdominales en tu búsqueda de abdominales en paquete de seis, recuerda:

  • El entrenamiento en el lugar no funciona : No puedes hacer abdominales para reducir la grasa del vientre o levantar las piernas para reducir la celulitis alrededor de los muslos.
  • Para adelgazar, hay que perder grasa corporal : La cardio, el entrenamiento con pesas y la dieta son tres componentes cruciales para perder grasa.
  • Incluso perder grasa corporal no garantiza la perfección : Tu cuerpo decide dónde y cuándo pierde la grasa, no tú. Haz lo mejor que puedas con tu ejercicio y tu dieta y permite que tu cuerpo responda a eso.
  • Concéntrate en los resultados positivos : Tal vez prefieras perder una pulgada alrededor de tu vientre que, digamos, alrededor de tu antebrazo o pantorrilla, pero el progreso es el progreso. Si estás perdiendo pulgadas, estás en el camino correcto y tu cuerpo eventualmente llegará a esas áreas más tercas si eres consistente y paciente.

3. Has dejado de perder peso… ¿Qué estás haciendo mal?

Las mesetas le suceden a todo el mundo. Cuando haces el mismo ejercicio una y otra vez, tu cuerpo se adapta a él y tu entrenamiento se vuelve menos efectivo. Si has llegado a una meseta, prueba estas ideas:

  • Aumente la intensidad de su ejercicio : Acelere su entrenamiento habitual o intente el entrenamiento a intervalos para aumentar su resistencia y la quema de calorías.
  • Prueba algo nuevo : Confunde tu cuerpo haciendo algo que nunca has hecho – montar en bicicleta o ir a nadar para evitar que tus músculos se acostumbren demasiado a un ejercicio.
  • Levantar pesas : Si no estás entrenando con pesas, empieza con un programa de entrenamiento básico de fuerza 2-3 veces a la semana. Añadir músculo aumentará su metabolismo y le ayudará a perder grasa corporal. Si está levantando pesas, intente cambiar su programa regularmente para que desafíe sus músculos de diferentes maneras.
  • Añade otro día de ejercicio : Incluso 15-20 minutos extra a la semana pueden ayudarte a quemar más calorías.

4. ¿Por qué has estado haciendo ejercicio durante meses y estás ganando peso?

Si está usando una escala, ¿podemos recomendar nuevamente que la deje de lado y use otros métodos para seguir su progreso? Una escala no puede decirte lo que estás perdiendo o ganando. Si está siguiendo un programa completo, puede que empiece a ganar músculo en lugar de grasa.

  • Aunque su peso aumente, puede que siga perdiendo grasa corporal : El músculo es más denso que la grasa y ocupa menos espacio. Presta atención a cómo te queda la ropa: si pesas más pero has adelgazado, vas por buen camino.
  • Tome sus medidas : Use una cinta de medir para medir su pecho, cintura, caderas, brazos y muslos. Cada cuatro semanas más o menos, vuelva a tomarlas para seguir su progreso. Si estás perdiendo pulgadas, de nuevo, estás en el camino correcto.
  • Si has ganado peso y no has adelgazado, mira tu dieta : Algunas personas compensan el ejercicio comiendo más, pensando que el ejercicio les da permiso para comer lo que quieren. También es posible que después de hacer ejercicio descansen más de lo que normalmente lo hacen, lo que puede cambiar la cantidad de calorías que queman diariamente. Lleve un diario de lo que come y de cuánta actividad realiza para registrar lo que entra y lo que sale.

5. ¿Cómo puedes seguir adelante cuando no has visto los resultados?

Centrarse en la pérdida de peso es una forma segura de frustrarse. Dejar de lado la pérdida de peso y centrarse en otros beneficios puede hacer que siga adelante cuando los tiempos se pongan difíciles. Algunos de los beneficios del ejercicio son

  • Más energía
  • Dormir mejor
  • Más enfoque y concentración
  • Aumento de la circulación
  • Reducción del estrés
  • Más confianza

Si se siente frustrado por la falta de resultados, estancamientos u otros dilemas de pérdida de peso, recuerde que perder peso lleva tiempo, paciencia y consistencia. Puede llevar meses o años ver cambios significativos, así que, cuando tenga ganas de dejarlo, recuerde que lo que está haciendo ahora afectará a su futura calidad de vida.

Deja un comentario