¿Las personas obesas son realmente perezosas?

La semana pasada, publiqué un blog preguntando a los lectores si la obesidad debería ser clasificada como una enfermedad y no me sorprendió demasiado la respuesta que recibí de mis lectores, algunos de los cuales estaban a favor de la clasificación y muchos de los cuales estaban en contra de la idea.

Claramente, este es un tema complicado que no siempre es blanco o negro, pero lo que no me gusta es el estigma que todavía está tan obstinadamente unido al sobrepeso o la obesidad. Como comentó un lector:

«Pienso que la gente está gorda porque es perezosa, come comida chatarra, no hace ejercicio y quiere culpar a alguien más por sus problemas de sobrepeso… Asume la responsabilidad personal por ti mismo, come alimentos sanos no procesados y haz ejercicio».

Otro lector piensa que las personas obesas deberían ser estigmatizadas, diciendo:

«La obesidad debe ser estigmatizada. No debe ser recompensada con un diagnóstico que proporcione beneficios para la salud. Haz un poco de maldito ejercicio y come más sabiamente – ¡BAM! ¡Estás curado!»

Sé que mucha gente no estaría de acuerdo con este tipo de caracterización, incluyendo otro lector que comentó:

«He luchado contra un problema de peso desde que era pequeña. 42 años de dietas, ejercicios, hambre, me dijeron que estaba gorda sin importar cuánto peso perdiera y los golpes a mi autoestima y confianza han tenido un gran impacto en mi cuerpo y mente… Alguien que sufre cáncer de pulmón por fumar recibe ayuda, ¿por qué hacer tan difícil que alguien como yo reciba ayuda?».

Creo que todos tenemos que asumir la responsabilidad de nuestra salud, pero como entrenador que ha trabajado con innumerables clientes con sobrepeso/obesos, puedo decirte que lo primero que querrían que supieras de ellos es esto: No son perezosos. La segunda podría ser que reducir la obesidad es mucho más complicado que sólo hacer ejercicio y comer bien. Las personas obesas se enfrentan a una serie de desafíos cuando se trata de perder peso, obstáculos que la persona de peso promedio nunca tiene que preocuparse como:

  • Dolor crónico – El sobrepeso puede contribuir al dolor de las articulaciones, el dolor de espalda y más, haciendo que sea muy incómodo moverse, y mucho menos hacer ejercicio
  • Encontrar ropa de entrenamiento que le quede bien
  • Vergüenza o intimidación en el gimnasio. ¿Y si no caben en las máquinas? ¿Hay un límite de peso en algunas máquinas? Si la natación es la mejor opción, ¿cómo encuentran un traje de baño que les quede bien? ¿Cómo entran y salen de la piscina si la movilidad es un problema? ¿Qué pasa si la gente se queda mirando o se burla de ellos? ¿Por dónde empiezan?
  • Encontrar la motivación para seguir adelante cuando sólo pueden hacer un poco de ejercicio a la vez y la pérdida de peso es insoportablemente lenta.
  • La pura frustración de tener tanto peso que perder y tantos cambios de estilo de vida a los que comprometerse.
  • Genética – Sí, tenemos responsabilidad sobre lo que comemos, pero la genética contribuye a la pérdida de peso.

Estos son sólo algunos de los temas de los que mis clientes han hablado a lo largo de los años y, a medida que leo las respuestas de mis lectores y escucho lo que la gente está diciendo, me pregunto – ¿Hay demasiada gente por ahí que no entiende lo que es tener sobrepeso o ser obeso? ¿Están siendo demasiado desdeñosos cuando dicen que las personas obesas son simplemente perezosas y deberían aprender a controlarse?

Más sobre el ejercicio y la obesidad

Deja un comentario