¿Puede una dieta de eliminación ayudarle a descubrir las sensibilidades alimenticias?

Una dieta de eliminación es una herramienta de diagnóstico utilizada para determinar y aliviar los síntomas de la sensibilidad a los alimentos. Para ello, elimina temporalmente ciertos alimentos o grupos de alimentos de la dieta de una persona durante un período de tiempo prescrito, y luego los reintroduce uno a uno para descubrir posibles conexiones entre los alimentos sospechosos y los síntomas indeseables, como el acné o la fatiga.

Aunque una dieta de eliminación es excelente para ese propósito específico, no es una gran solución a largo plazo para la pérdida de peso u otros objetivos de salud.

Lo que dicen los expertos

«Esta dieta de eliminación se utiliza para ayudar a identificar cualquier alergia, intolerancia o sensibilidad alimentaria. La dieta normalmente sólo dura de 5 a 6 semanas y se recomienda que trabajes con un dietista para asegurarte de que la sigues correctamente y no te quedes sin nutrientes».

Kelly Plowe, MS, RD

Fondo

El concepto de dietas de eliminación fue concebido por primera vez por el físico Dr. Albert Rowe en 1921, quien lo popularizó con su libro Elimination Diets and the Patient$0027s Allergies en 1941. Más tarde, el concepto fue utilizado por investigadores australianos que relacionaron el consumo de aditivos alimentarios con la urticaria crónica (urticaria) en un grupo de pacientes.

Los alérgenos alimentarios pueden causar comúnmente anafilaxis, hinchazón de la boca, rinitis, diarrea o vómitos, así como respuestas neurológicas, como dolores de cabeza, nerviosismo, ansiedad y confusión.

Las intolerancias o sensibilidades alimentarias también pueden causar dificultades gastrointestinales, cambios de humor y fatiga. Algunas reacciones alérgicas son una respuesta a los propios alimentos, mientras que otras se deben a una hipersensibilidad a los aditivos alimentarios.

Los investigadores han reportado éxito en el uso de dietas de eliminación para tratar el TDAH, la enfermedad celíaca, el síndrome del intestino irritable y el síndrome del intestino con fugas. Muchos médicos que desarrollan planes de dietas de eliminación también sugieren que evitar ciertos alimentos puede aclarar la niebla cerebral y reducir el dolor de las articulaciones.

Tenga en cuenta que muchos factores además de la nutrición pueden contribuir a los síntomas de una persona, lo que hace que las dietas de eliminación sean difíciles de resumir y de convertir en una «dieta» real.

Sin embargo, ser consciente de las sensibilidades puede permitirle cambiar su dieta para comer de una manera que promueva una salud óptima, energía y vitalidad.

Cómo funciona

Cuando se sigue una dieta de eliminación, todos los aspectos de la misma son flexibles, excepto la restricción temporal de ciertos alimentos durante un período de tiempo específico.

Las dietas de eliminación de múltiples alimentos, como la dieta de eliminación de seis alimentos, se centran en alimentos específicos que se sospecha son alérgenos comunes: leche, soja, huevos, trigo, cacahuetes/nuez de árbol y mariscos.

Otras dietas de eliminación pueden incluir carnes procesadas, colorantes y saborizantes artificiales, conservantes y/o azúcares procesados en su lista de alimentos restringidos.

A veces sólo se elimina un alimento a la vez.

En la fase de eliminación, las toxinas y los alimentos potencialmente inflamables se eliminan completamente de su dieta. Esta fase puede durar entre 21 días y seis semanas.

Durante la fase de reintroducción, cada alimento de la lista restringida se añade lentamente, uno a uno, a su dieta. Los médicos y dietistas suelen hacer hincapié en llevar un diario de alimentos para ayudar a identificar las reacciones y registrar las percepciones.

Este proceso lento, uno por uno, es útil para determinar las cantidades de alimentos que una persona puede consumir antes de provocar una reacción. Si eres intolerante al gluten, por ejemplo, supuestamente podrás identificar exactamente cuánto trigo puedes comer antes de experimentar síntomas de inflamación.

Qué comer

Al seguir una dieta de eliminación, comerá principalmente alimentos no inflamables que no son irritantes o alérgenos conocidos, como productos frescos y proteínas magras. Evitará completamente los alimentos que se piensa que son alérgenos o irritantes.

Las siguientes directrices se aplican a la Dieta de Eliminación de Alimentos. Un dietista o médico registrado puede adaptar una dieta de eliminación para que se ajuste a sus necesidades.

Cumplido

  • Verduras

  • Frutas

  • Granos no de trigo

  • Grasas vegetales

  • Grasas animales

  • Nueces y semillas

  • Proteína magra

No cumple

  • Trigo

  • Lácteos

  • Nueces de árbol

  • Soja

  • Mariscos

  • Huevos

  • Cafeína

  • Azúcar

  • Alcohol

  • Maíz

Alimentos conformes

Verduras: Verduras de hoja, vegetales crucíferos como el brócoli y la coliflor y vegetales de raíz como la remolacha y las zanahorias.

Frutas: Bayas, cítricos, manzanas, frutas tropicales

Almidones y granos: Granos no de trigo como el amaranto, arrurruz, cebada, alforfón, mandioca, garbanzo, lenteja, mijo, avena, patata, quinoa, arroz, sagú, tapioca y tef.

Grasas vegetales: Aceites de oliva, aguacate y lino. Dependiendo de sus necesidades y objetivos, también puede comer girasol, cártamo y/o canola sin refinar y con protección contra la luz.

Grasas animales: Las grasas de las proteínas animales están bien para comerlas en una dieta de eliminación, pero una dieta saludable en general incluye un mínimo de carne roja.

Semillas: Puedes disfrutar de las semillas y sus mantequillas de nueces en una dieta de eliminación, sólo asegúrate de revisar la etiqueta de cualquier mantequilla de nueces comprada en la tienda.

Carne : Fresca y congelada. Cuanto menos procesado, mejor.

Alimentos no conformes

Trigo : El trigo y los productos que contienen gluten suelen ser los primeros en desaparecer cuando se inicia una dieta de eliminación. Bulgur, cuscús, durum, farina, harina graham, kamut, malta de trigo, matzá, seitán, sémola, escanda, trigo germinado, triticale, bayas de trigo y aceite de germen de trigo. También puede eliminar el almidón gelatinizado, la proteína vegetal hidrolizada, el almidón de los alimentos modificado, la goma vegetal y el almidón vegetal.

Lácteos : Los lácteos están prohibidos al principio de una dieta de eliminación. Esto incluye leche de vaca, leche de cabra, queso, yogur, caseína y polvos de proteína de suero.

Nueces de árbol: Esto incluye leche de anacardo, leche de nuez de macadamia, leche de coco y leche de almendras, así como todas las nueces de árbol en sus formas no procesadas. Las nueces de Brasil, avellanas, almendras, pistachos, nueces de nogal y cocos no cumplen con los requisitos.

Soya: Cualquier producto de soja, incluyendo, pero no limitado a tempeh, tofu y leche de soja.

Mariscos : todos los peces (salmón, caballa, arenque, bacalao, tilapia, pez espada, etc.) y mariscos (camarones, almejas, mejillones, cangrejo, langosta, gambas, etc.). También incluye el caviar, las huevas de pescado, las escamas de bonito, el jugo de almejas.

Huevos: Huevos enteros, claras de huevo y productos derivados del huevo.

Cafeína: Despídete, al menos temporalmente, de la cafeína. Esto incluye el café, las bebidas energéticas, el preentrenamiento, los refrescos, los tés con cafeína y otras fuentes de cafeína.

Azúcar: El azúcar, los edulcorantes artificiales y los alcoholes de azúcar son los causantes de una dieta de eliminación. Algunos profesionales de la salud también recomiendan evitar los edulcorantes naturales, como la miel, la stevia y el jarabe de arce.

Alcohol: Evita todo tipo de alcohol durante tu dieta de eliminación.

Maíz: Algunas personas son sensibles al maíz y puede actuar como agente inflamatorio. Como tal, el maíz y los productos de maíz se cortan durante una dieta de eliminación.

¿Qué es la dieta antiinflamatoria?

Tiempo recomendado

No hay un tiempo recomendado para la dieta de eliminación. Coma tantas comidas y bocadillos que le permitan sentirse saciado y con energía. Comer tres comidas y dos o tres bocadillos saludables es una buena manera de mantenerse lleno y evitar la fatiga.

Recursos y consejos

Su médico es su mejor recurso para comenzar una dieta de eliminación, y puede apoyar el proceso con recetas y sugerencias. Es muy recomendable tener una lista de alternativas a los alimentos que va a eliminar, como la leche de almendras en lugar de la leche de vaca.

También deberías desarrollar un plan de ingesta calórica antes de empezar una dieta de eliminación, porque podrías estar eliminando muchos alimentos que normalmente comerías, así que ten listos los reemplazos.

Modificaciones

Por lo general, las dietas de eliminación comienzan por eliminar todos los alimentos que se sospecha que son alérgenos importantes, como la soja, los productos lácteos, el gluten y las nueces de árbol, y volver a introducirlos en una fecha posterior para confirmar los alérgenos sospechosos.

Sin embargo, si tiene una alergia alimentaria conocida, sólo debe probar una dieta de eliminación bajo la supervisión de un profesional de la salud para evitar posibles enfermedades o anafilaxia.

Pros y contras

Pros

  • A base de alimentos integrales

  • Temporal

  • Seguro

Contras

  • Consulta dietética recomendada

  • No es apropiado para algunos grupos

  • Energía y tiempo intensivos

Pros

A base de alimentos enteros : Si usted es el tipo de persona que creció comiendo alimentos procesados diariamente, puede que al principio se sienta privado de una dieta de eliminación. Sin embargo, siempre y cuando comas suficientes frutas, vegetales, carnes y granos conformes, esos sentimientos eventualmente disminuirán debido a una saciante gama de alimentos integrales.

Temporal : Una dieta de eliminación requiere mucha planificación, pero sólo está pensada para durar una cantidad de tiempo finita. Es posible que desee continuar ciertas restricciones indefinidamente si determina alguna sensibilidad alimenticia.

Seguro: Por lo general, una dieta de eliminación es segura si quieres aprender más sobre cómo reacciona tu cuerpo a ciertos alimentos y crear más conciencia sobre tus hábitos alimenticios. Recuerda experimentar con nuevos alimentos como algas marinas, carnes de órganos y vegetales exóticos para no perderte los lácteos o las nueces y poder obtener minerales vitales (como el magnesio, el potasio y el selenio) y vitaminas (A, B y D3).

Cons

Se recomienda la consulta dietética: Puede ser fácil subestimar los requerimientos de energía que tendrán que reemplazar los lácteos, el trigo y las nueces. Estos alimentos suelen contener o están enriquecidos naturalmente con aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales necesarios para la salud. Asegúrese de tener un plan antes de comenzar a eliminar grupos de alimentos enteros de su dieta. También es posible que desee hacerse un análisis de sangre para determinar cualquier deficiencia actual.

No recomendado para algunos grupos: Una dieta de eliminación puede convertirse en un factor desencadenante para las personas que están en recuperación de un desorden alimenticio, anorexia nerviosa o bulimia nerviosa.

Energía y tiempo intensivos: Para muchos, una dieta de eliminación puede ser una gran desviación de sus tradiciones culturales o de sus elecciones cotidianas. Afortunadamente, los humanos son extremadamente adaptables. Sólo hay que prepararse para un período de transición mientras se adaptan a los nuevos alimentos.

Deja un comentario