NutriciónProcedimientosSaludSuplementos

¿Debo tomar un suplemento de zinc?

El zinc es uno de los varios oligoelementos esenciales que el cuerpo necesita para mantener una buena salud. Dado que el cuerpo es incapaz de almacenar zinc, debemos obtenerlo a través de los alimentos que comemos o de los suplementos dietéticos.

El zinc es necesario para una multitud de funciones biológicas. Actúa como catalizador de más de 300 enzimas diferentes y de la transcripción del ADN. Sin un suministro suficiente de zinc, nuestros cuerpos serían incapaces de desarrollarse normalmente, evitar infecciones o curarse adecuadamente.

Aproximadamente de 2 a 4 gramos de zinc se distribuyen por todo el cuerpo humano sano, principalmente en los huesos, músculos, cerebro, hígado, riñones, ojos y próstata. Para asegurarnos de mantener este nivel, necesitamos comer alimentos ricos en zinc, incluyendo carne, pescado, mariscos, aves, huevos, lácteos y frutos secos.

Se pueden utilizar suplementos de zinc si no se obtiene suficiente de la dieta. Por otro lado, el uso excesivo de los suplementos puede provocar efectos secundarios y toxicidad.

Beneficios para la salud

El zinc es esencial para el desarrollo humano y la promoción de un sistema inmunológico saludable. No sólo ayuda a prevenir una serie de enfermedades comunes y poco comunes, sino que también puede tratar ciertas condiciones de salud. Estos son algunos de los beneficios que debe conocer:

Prevención de enfermedades

El zinc es responsable de activar un tipo de glóbulo blanco llamado linfocito T (célula T). Estas células son fundamentales para la defensa inmunológica del cuerpo. Algunos son células T “asesinas” que neutralizan patógenos como bacterias, virus u hongos. Otras son células T “ayudantes” que dirigen el ataque de una infección o un cáncer.1

Una deficiencia de zinc perjudica el sistema inmunológico y lo deja vulnerable a enfermedades que su cuerpo podría neutralizar de otra manera. Los suplementos de zinc pueden ayudar a “estimular” la respuesta inmunológica y acortar la duración de los resfriados.2

Desarrollo Infantil

A nivel mundial, más de medio millón de muertes de niños menores de cinco años se atribuyen directamente a la deficiencia de zinc, según las investigaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado3 .

Una deficiencia de zinc en la primera infancia puede resultar en baja estatura, retrasos cognitivos y motores, y problemas significativos de comportamiento (incluyendo irritabilidad, letargo y depresión). Sin embargo, una revisión publicada en 2012 no encontró evidencia de que el tomar suplementos de zinc mejoraría el desarrollo mental o motor en los niños.4

Condiciones de la piel

El zinc ayuda a mantener la integridad y la estructura de la piel. Una deficiencia de zinc de moderada a grave se manifestará comúnmente con problemas de la piel, incluidas lesiones, úlceras y heridas de curación lenta5 .

Si bien los suplementos de zinc pueden ayudar a prevenir ciertos trastornos de la piel, el óxido de zinc tópico puede utilizarse para acelerar la cicatrización de las heridas o tratar afecciones como el acné, las úlceras, la dermatitis del pañal y las infecciones por herpes simple6 .

Además de sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, el zinc tópico puede promover la reepitelización (la migración de células epiteliales sanas de la piel hacia una herida o una úlcera).

Problemas gastrointestinales

Incluso una deficiencia moderada de zinc puede interferir con la absorción de los alimentos en los intestinos. Esto tiene un efecto en cadena en el que se le roba al cuerpo no uno, sino varios nutrientes esenciales.

La diarrea es un síntoma característico de la deficiencia de zinc y puede ser especialmente devastadora en los lactantes y los niños pequeños. Según la Organización Mundial de la Salud, un ciclo de 10 a 14 días de suplementos de zinc puede tratar eficazmente la diarrea en niños con una deficiencia conocida y prevenir su recurrencia7 .

Degeneración Macular

La degeneración macular es un trastorno relacionado con el envejecimiento en el que una parte de la retina llamada mácula se daña con el tiempo. Al igual que la piel, el zinc desempeña un papel central en el mantenimiento de la integridad de la mácula.

Trastornos Psicológicos

El zinc juega un papel importante en la transmisión de las señales nerviosas y en la tasa de absorción de los neurotransmisores en las células nerviosas. Las deficiencias se asocian comúnmente con trastornos psicológicos como la depresión y ciertas formas de psicosis.8

Infertilidad masculina

La deficiencia de zinc en los hombres está vinculada a la mala motilidad y calidad del esperma. Con este fin, se suelen recetar suplementos de zinc cuando se trata de la infertilidad masculina, ya que mejora la producción de la hormona sexual masculina testosterona. El mismo efecto puede ayudar potencialmente en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Un examen y reanálisis de estudios realizados en 2016 llegó a la conclusión de que los suplementos de zinc aumentaban el volumen del semen, la motilidad de los espermatozoides y el porcentaje de hombres infértiles con espermatozoides sanos en comparación con un grupo que proporcionaba un placebo.

Posibles efectos secundarios

Tomar suplementos de zinc en exceso de 40 miligramos (mg) por día puede no ser seguro a largo plazo. En dosis altas, el zinc puede causar diarrea, vómitos, calambres y un sabor metálico en la boca (disgeusia). Además, el consumo excesivo de zinc puede bloquear la absorción del cobre, lo que provoca anemia, y reducir la cantidad de colesterol “bueno” de lipoproteínas de alta densidad (HDL) que circula en la sangre9

.

Cuando se aplica a la piel rota, el óxido de zinc puede causar sensaciones de quemazón, picor y hormigueo.

Interacciones con las drogas

El zinc puede interferir con la actividad de ciertas drogas o alterar la concentración de zinc en el cuerpo. Antes de tomar un suplemento de zinc, hable con su médico si está tomando alguno de los siguientes medicamentos:

  • Inhibidores de la ECA utilizados para tratar la presión arterial alta, incluyendo Capoten (captopril), Lotensin (benazepril), y Vasotec (enalapril)
  • Corticosteroides , como la prednisona y el Medrol (metilprednisolona)
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como Advil (ibuprofeno) y Aleve (naproxeno)
  • Platinol (cisplatino) utilizado para tratar ciertos cánceres
  • Diuréticos tiazídicos (“píldoras de agua”) , como Diuril (clorotiazida), Hygroton (clortalidona) y Lozol (indapamida)
  • Antibióticos de quinolona y tetraciclina , incluyendo Avelox (moxifloxacina), Cipro (ciprofloxacina), y Levaquin (levofloxacina)

Dosificación y preparación

La dosis diaria recomendada (RDA) de nutrientes determinada en los Estados Unidos por el Consejo de Alimentación y Nutrición del Instituto de Medicina. La RDA es el promedio de la ingesta diaria que se considera suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales del 97% al 98% de las personas sanas.

El RDA del zinc de todas las fuentes varía según la edad, el sexo y el estado de embarazo:10

  • Bebés de hasta 6 meses: 2 mg/día
  • Niños de 7 meses a 3 años: 3 mg/día
  • Niños de 4 a 8 años : 5 mg/día
  • Niños de 9 a 13 años: 8 mg/día
  • Niñas y mujeres de 14 a 18 años: 9 mg/día
  • Niños y hombres de 14 años en adelante: 11 mg/día
  • Mujeres de 19 años o más: 8 mg/día
  • Mujeres embarazadas de 14 a 18 años: 13 mg/día
  • Mujeres embarazadas de 19 años o más: 11 mg/día
  • Mujeres lactantes de 14 a 18 años: 14 mg/día
  • Mujeres lactantes de 19 años o más: 12 mg/día

En cuanto a la suplementación, debe ser consciente del límite superior de consumo tolerable (UL) que debe consumir de todas las fuentes en el curso de un día. Para el zinc, el UL es de 40 mg por día.11

El uso apropiado de los ungüentos, cremas o gotas para los ojos de zinc puede variar según la potencia del producto. Asegúrese siempre de utilizar el producto según las instrucciones, leyendo cuidadosamente la información de prescripción en el prospecto o la etiqueta. Si no está seguro del significado de una instrucción, hable con su médico o farmacéutico.

Qué buscar

Sin duda, la mejor fuente de zinc son los alimentos reales. Estos incluyen carne de vacuno, cordero, cerdo, mariscos, legumbres, semillas, nueces, leche, queso, huevos, granos enteros, papas y batatas.

Si decide utilizar un suplemento diario, ya sea por sí solo o como parte de una formulación multivitamínica, trate de no exceder el valor diario (VD) que figura en la etiqueta del producto, a menos que su médico le indique lo contrario. La VD se describe como un porcentaje de lo que típicamente necesita cada día.

Cuando compre un suplemento, elija siempre los que hayan sido probados y aprobados por un organismo certificador reconocido como la Farmacopea de los Estados Unidos (USP). Nunca use suplementos, gotas para los ojos o ungüentos tópicos caducados.

Otras preguntas

El envenenamiento por zinc es poco frecuente debido a la presencia natural de zinc en los alimentos. Dicho esto, el uso excesivo de suplementos puede ser especialmente problemático si se combina con alimentos o productos con alto contenido de zinc.

Una onza de carne de ostra, por ejemplo, proporciona 11 gramos de zinc, que es todo lo que se necesita para un día12 . Las cremas para la dentadura postiza también contienen altas concentraciones de zinc que pueden entrar en el torrente sanguíneo a través de las encías, mientras que las pastillas de zinc que se utilizan para tratar el resfriado común pueden exponerle a hasta 100 mg de zinc por día.

La toxicidad del zinc tiende a producirse con altas dosis de suplementos de zinc. Llame a su médico si experimenta signos de toxicidad, incluyendo náuseas, vómitos, dolor, calambres y diarrea.

Cómo saber si necesita un multivitamínico

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba