Cómo afecta la vitamina D a la pérdida de peso

La vitamina Dis, una vitamina soluble en grasa que a veces se promociona como una ayuda natural para la pérdida de peso cuando se toma en forma de suplemento dietético. De hecho, algunas investigaciones sugieren que quedarse sin vitamina D podría aumentar el riesgo de aumento de peso, mientras que tomar suplementos de vitamina D podría ayudar a promover la pérdida y el mantenimiento del peso.

Aunque la vitamina D se encuentra de forma natural en algunos alimentos, como el pescado azul, y se añade a alimentos como la leche y el zumo enriquecidos, muchos profesionales de la salud sugieren que se obtenga la vitamina a través de la exposición al sol. Para algunas personas, la ingesta de suplementos puede ser un medio más fiable de mantener los niveles adecuados de vitamina D.

Entre las personas que corren el riesgo de sufrir una deficiencia de vitamina D se encuentran:

  • Adultos mayores
  • Bebés amamantados
  • Los de piel oscura
  • Las personas con exposición solar limitada y las que usan frecuentemente bloqueador solar
  • Personas que se han sometido a una cirugía bariátrica (como la cirugía de bypass gástrico)
  • Personas con sobrepeso u obesas
  • Los que viven en latitudes septentrionales

La vitamina D, esencial para tener huesos fuertes y prevenir la osteoporosis, también puede ayudar a defenderse de las enfermedades cardíacas y a estimular el sistema inmunológico.

Beneficios de la vitamina D para la pérdida de peso

Aquí hay un vistazo a algunos hallazgos clave sobre la vitamina D y el peso:

En un estudio de 2014 publicado en el American Journal of Clinical Nutrition , los investigadores compararon 12 meses de 2000 UI por día de suplementación de vitamina D3 con un placebo en mujeres posmenopáusicas en una intervención de pérdida de peso. Al final del estudio, las mujeres que tenían niveles adecuados de vitamina D en la sangre habían perdido más peso y grasa corporal y tenían una mayor reducción de la circunferencia de la cintura.

En un estudio de 2010 también del American Journal of Clinical Nutrition , los investigadores descubrieron que aumentar los niveles de vitamina D (y la ingesta de calcio derivado de los lácteos) puede aumentar la probabilidad de perder peso mientras se hace dieta. El estudio involucró a 126 mujeres con sobrepeso, a las que se les dio seguimiento durante seis meses.

La vitamina D podría ayudar a frenar el aumento de peso que a menudo se produce en las mujeres de mediana edad, según un estudio de 2007 de los Archivos de Medicina Interna . Para el estudio, 36.282 mujeres posmenopáusicas fueron asignadas a recibir 400 UI de vitamina D y 1.000 mg de calcio en forma de suplemento o un placebo diariamente. Después de tres años, se descubrió que las participantes que tomaban suplementos y que habían escatimado el calcio antes del estudio tenían un 11% menos de probabilidades de aumentar de peso (en comparación con las asignadas a un placebo).

La vitamina D puede potenciar algunos efectos positivos de la pérdida de peso, según sugiere un estudio de 2007 del American Journal of Clinical Nutrition. En pruebas realizadas en 63 mujeres con sobrepeso u obesas asignadas a un programa de pérdida de peso, los científicos descubrieron que las que tomaron 400 UI de vitamina D y 1.200 mg de calcio en forma de suplementos diariamente durante el curso de su dieta de 15 semanas tuvieron mayores mejoras en los niveles de colesterol (en comparación con las que recibieron un placebo durante el mismo período).

La comida para llevar

Los suplementos que contienen tanto vitamina D como calcio son prometedores para la pérdida de peso, según los Institutos Nacionales de Salud. Sin embargo, los científicos aún no han determinado si tomar vitamina D sola (en lugar de en combinación con el calcio) puede ayudar a promover la pérdida de peso.

Aunque la vitamina D podría no ayudarle a perder peso por sí sola, el aumento de su ingesta de vitamina D podría apoyar sus esfuerzos de pérdida de peso mientras mejora su salud en general. Para lograr la pérdida de peso, es importante combinar la suplementación de vitamina D con una dieta saludable y un programa de ejercicio regular.

Tenga en cuenta que el consumo de una cantidad excesiva de vitamina D puede provocar vómitos, pérdida de densidad ósea y otros problemas. La ingesta excesiva o a largo plazo de suplementos de calcio también puede tener efectos adversos para la salud.

También hay que tener en cuenta que no se ha establecido la seguridad de los suplementos en las mujeres embarazadas, las madres lactantes, los niños y las personas con problemas médicos o que toman medicamentos.

Si está considerando el uso de suplementos de vitamina D, hable primero con su proveedor de atención primaria. El autotratamiento de una afección y evitar o retrasar la atención estándar puede tener consecuencias graves.

Deja un comentario