4 Beneficios potenciales para la salud del aceite de krill

El aceite de krill, un suplemento relativamente nuevo que la gente usa por las mismas razones que el aceite de pescado, es una gran fuente de ácidos grasos omega-3 saludables. La evidencia médica muestra que el aceite de krill puede ayudar a reducir los niveles del llamado colesterol “malo”. También puede ayudar a aliviar el dolor de las articulaciones y a reducir la inflamación en general.

Aunque el aceite de krill no es tan fácil de conseguir como el de pescado, puedes encontrarlo en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables y en Internet, principalmente en cápsulas pero ocasionalmente en forma líquida. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el aceite de krill para determinar si es algo que quieres añadir a tu rutina diaria.

¿Qué es el aceite de krill?

Los krill son pequeñas criaturas parecidas a los camarones que se encuentran en casi todos los océanos del mundo. Son crustáceos, lo que significa que están relacionados con el camarón, cangrejos, langostas, cangrejos de río e incluso percebes.

La palabra “krill” en noruego significa “pequeños alevines de peces”, y el krill es de hecho pequeño. El krill más grande sólo mide alrededor de 2 pulgadas de largo. Muchos animales comen krill, incluyendo peces, ballenas, pingüinos y otras aves marinas, y focas. La mayor parte del krill que se pesca comercialmente procede de la Antártida y del Pacífico norte, y Japón es el mayor recolector de krill del mundo.

Para hacer aceite de krill, los fabricantes extraen el aceite, generalmente cocinando y luego presionando el krill. También es posible extraer el aceite de krill de la cosecha mediante centrifugadoras. Esto se puede hacer a bordo de los barcos pesqueros o en tierra. Algunos fabricantes también usan disolventes químicos para separar el aceite del krill.

Nutrición

Dado que el aceite de krill es un tipo de aceite de pescado, tiene un perfil nutricional similar al de otros tipos de aceites con alto contenido de ácidos grasos omega-3. Por ejemplo, tiene alrededor de 14 calorías por cucharada y es más bajo en grasas saturadas que algunos otros tipos de aceite, con alrededor de 3 gramos por cucharada. Es alto en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.

La gente toma el aceite de krill porque tiene un alto contenido en ácidos grasos omega-3, que se encuentran en el pescado y en algunos productos vegetales, como la linaza.

Los dos principales ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el aceite de krill son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

Tanto el EPA como el DHA juegan un papel importante en los diversos sistemas del cuerpo, incluyendo el cerebro, los ojos, el sistema cardiovascular y el sistema inmunológico. El cuerpo produce un poco de EPA y DHA, pero no mucho, por lo que es importante obtenerlos de la dieta.

Posibles beneficios para la salud

Aunque el aceite de krill es relativamente nuevo en la industria de los suplementos (el aceite de pescado, especialmente el de hígado de bacalao, existe desde hace mucho más tiempo), los investigadores han estudiado con bastante detenimiento sus posibles efectos y beneficios para la salud. A continuación se presenta un resumen de los posibles beneficios específicos para la salud del aceite de krill y cómo la investigación lo compara con el aceite de pescado.

Niveles de colesterol y enfermedades cardíacas

Muchos estudios demuestran que comer mucho pescado puede protegerte de las enfermedades cardíacas, principalmente de la reducción de los niveles del llamado “colesterol malo” y de la inflamación. Los investigadores han estudiado si tomar suplementos de aceite de krill tendría el mismo efecto.

Un estudio publicado en la revista Nutrition Reviews concluyó que el suplemento de krill puede reducir dos tipos de colesterol “malo”, el colesterol de lipoproteínas de baja densidad y los triglicéridos, aunque se necesitan más investigaciones para demostrar los efectos. Otro grupo de investigadores, que escribieron para la revista médica Hospital Pharmacy , revisó la ciencia que hay detrás del aceite de krill y concluyó que es un suplemento prometedor pero todavía no probado.

Por lo tanto, el resultado final es que el aceite de krill puede ayudar con el colesterol y las enfermedades cardíacas, pero todavía no está probado para esas condiciones médicas.

Artritis

Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la inflamación en el cuerpo, lo que puede ayudar a las personas con artritis. Una vez más, los estudios han demostrado este efecto en personas con una dieta rica en pescado, y los científicos están empezando a explorar si el aceite de krill también podría tener este efecto.

Un informe publicado en PloS One examinó a personas con un leve dolor en la articulación de la rodilla en un ensayo clínico que comparó el aceite de krill con un placebo. Los investigadores reclutaron a 50 adultos de entre 38 y 85 años que tenían un leve dolor en la articulación de la rodilla y los dividieron en dos grupos. Un grupo consumió 2 gramos al día (un poco menos de la mitad de una cucharadita) de aceite de krill, mientras que el otro grupo consumió un placebo de idéntico aspecto y sabor. Los que consumieron el aceite de krill durante 30 días mostraron más mejoras en el dolor y la rigidez que los que recibieron el placebo.

Inflamación

Estudios adicionales sobre el aceite de krill específicamente y los ácidos grasos omega-3 más generalmente que se han realizado tanto en animales como en personas también han mostrado algunos efectos sobre los marcadores de la inflamación.

La reducción de los niveles de inflamación general puede tener un efecto positivo en más de sus articulaciones, y también puede ayudar a reducir el riesgo de padecer muchas enfermedades graves, incluyendo enfermedades cardíacas, cáncer, trastornos autoinmunes e incluso depresión. Sin embargo, todavía no está claro si el consumo de suplementos de aceite de krill puede ayudar con estas afecciones, e incluso si lo hace, qué dosis sería necesaria para obtener efectos beneficiosos.

Síndrome Premenstrual y Dolor de Período

Hay algunas pruebas de que el aceite de krill puede ayudar a las mujeres a controlar los síntomas del síndrome premenstrual (SPM) y el dolor de la menstruación. El estudio, publicado en Alternative Medicine Review , observó una marca específica de aceite de krill, el Aceite de Krill Neptuno, y lo comparó con el aceite de pescado omega-3. Un total de 70 mujeres tomaron o bien el aceite de krill o bien el aceite de pescado durante tres meses.

El análisis de los datos mostró que las mujeres que tomaban el aceite de krill tenían menos probabilidades que las demás de recurrir a medicamentos de venta libre como el ibuprofeno y el paracetamol para controlar el dolor del período. Los cuestionarios destinados a evaluar los síntomas del síndrome premenstrual también mostraron una mejora en el grupo de mujeres que tomaban aceite de krill.

Aceite de krill vs. Aceite de pescado

Las empresas que comercializan el aceite de krill sostienen que es superior al aceite de pescado en varios aspectos. Básicamente, se dice que el aceite de krill es más biodisponible, lo que significa que es más fácil de usar para tu cuerpo. También se dice que es más alto en astaxantina, un compuesto antioxidante que puede ayudar al cuerpo a defenderse de las toxinas de los alimentos y del medio ambiente.

¿Estas afirmaciones se sostienen? Los resultados son contradictorios.

Al menos dos estudios diferentes han concluido que el aceite de krill puede ser más biodisponible que el aceite de pescado, pero ambos grupos dijeron que se necesita más investigación. Otro estudio dijo que no es significativamente más biodisponible.

En cuanto a la astaxantina, las investigaciones han demostrado que el aceite de krill contiene más astaxantina que el aceite de pescado (lo cual es lógico, porque la astaxantina es el compuesto que da al krill, los camarones y el salmón su coloración roja). Sin embargo, no está claro qué efectos sobre la salud puede tener la astaxantina adicional cuando se toma en forma de suplemento de aceite de krill (en contraposición a comer el pescado entero que contiene el compuesto de astaxantina).

¿Quién debería tomar aceite de krill?

Los expertos en nutrición aconsejan a la mayoría de las personas que coman al menos dos porciones de pescado no frito por semana. Sin embargo, muchas personas no consumen suficiente pescado en sus dietas.

Si eres uno de ellos, podrías considerar tomar suplementos de aceite de krill.

Las investigaciones han demostrado que el aceite de krill probablemente le ayudará a aumentar sus niveles de los importantes ácidos grasos omega-3 EPA y DHA.

El aceite de krill está disponible principalmente en cápsulas y los fabricantes pregonan que una de sus ventajas, beber el aceite de pescado líquido de una cuchara (a diferencia de las cápsulas gelatinosas) no es atractivo para algunas personas debido a su fuerte sabor. Además, los fabricantes de aceite de krill se jactan de que sus productos no provocan “eructos de pescado”, un problema observado por algunas personas que toman mucho aceite de pescado.

Efectos secundarios

Las personas que toman aceite de krill informan de algunos efectos secundarios ocasionales que generalmente no son graves pero que pueden ser incómodos o desagradables. Estos posibles efectos secundarios incluyen:

  • eructos sospechosos y un sabor a pescado en la boca
  • Acidez estomacal o un estómago ácido (a menudo acompañado de eructos de pescado)
  • mal olor, aliento a pescado
  • malestar estomacal
  • náuseas
  • heces sueltas

Si experimenta alguno de estos efectos secundarios, deje de tomar el suplemento y hable con su médico al respecto. Puede haber una marca diferente o una forma diferente de suplemento de ácidos grasos omega-3 que funcionará mejor para usted.

Cuando debes evitar el aceite de krill

Aunque el aceite de krill generalmente es seguro, no está bien que ciertas personas lo tomen. Evite el aceite de krill si lo tiene:

  • una alergia a los mariscos o al pescado (el aceite de krill contiene crustáceos, que son una forma de marisco y pueden estar contaminados con aceite de pescado)
  • un trastorno de la coagulación que le hace tomar un medicamento como el Coumadin (warfarina), ya que el aceite de krill puede hacer que su sangre sea menos propensa a coagularse

Además, no se ha estudiado la seguridad del aceite de krill en los niños, y las mujeres embarazadas deben hablar con sus médicos antes de tomar aceite de krill. Además, las personas que van a ser operadas deben evitar el aceite de krill durante dos semanas antes y después de sus operaciones.

Aunque el aceite de krill no tiene interacciones conocidas con los medicamentos de venta con receta, también debe hablar con su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando antes de añadir el aceite de krill a su régimen.

Si toma aceite de krill y luego experimenta síntomas repentinos que implican dificultad para respirar o hinchazón de los labios y la cara, busque atención médica de emergencia, ya que puede estar teniendo una reacción alérgica que ponga en peligro su vida.

Una palabra de Verywell

La industria de los suplementos no está en gran parte regulada, por lo que es difícil determinar la calidad de un producto como el aceite de krill. Generalmente, se deben buscar suplementos que hayan sido certificados por la Farmacopea de los Estados Unidos (USP) o la NSF Internacional. Estos son grupos independientes de evaluación de la calidad que prueban los productos para asegurarse de que contienen lo que sus etiquetas dicen que contienen. Lo más importante es que hable con su médico antes de agregar cualquier suplemento, ya que pueden tener riesgos que usted no espera.

Riesgos de los suplementos dietéticos

Deja un comentario