Fitness

Pezón del corredor: que es y como prevenirlo

El pezón del corredor es un problema común de los corredores, como sugiere su nombre. Es una lesión en el pezón debido a la fricción constante con la ropa mientras se corre.

Aunque es más común en los hombres, esta lesión también puede afectar a mujeres y niños. Puede resultar bastante molesto ya que el pezón es un punto muy sensible. En algunos casos, también puede provocar una infección.

¿En qué consiste el pezón del corredor?

Es una lesión que se produce en el pezón debido al continuo roce contra la ropa. Típico de quienes corren todos los días o recorren largas distancias, en la mayoría de los casos es bilateral y provoca pequeñas fisuras en el pezón.

El pezón, tanto en hombres como en mujeres, tiende a sobresalir ligeramente. Por eso roza la ropa al correr, ya sea la camiseta o el sujetador.

Uno de los factores desencadenantes más influyentes es el tejido del atuendo deportivo. El nailon, por ejemplo, favorece la apariencia del pezón del corredor. Otros aspectos, como la temperatura, juegan un papel igualmente importante; en climas fríos, el pezón suele estar más erecto y es más probable que se produzca fricción.

En el caso de las mujeres, es más común en determinados momentos del ciclo. Poco antes de la menstruación, la mayoría de las mujeres tienen los senos más hinchados y más sensibles.

Un estudio publicado en Anais Brasileiros de Dermatologia explica que el 35% de las personas que corren más de 60 kilómetros a la semana padecen este trastorno. Sin embargo, con 30 kilómetros semanales la incidencia no llega al 5%.

¿Qué síntomas causa?

El pezón del corredor se caracteriza por la aparición de erosiones y fisuras dolorosas. Como se anticipó, suelen ser bilaterales y pueden sangrar.

Algunas situaciones te exponen a infecciones con mayor facilidad: la humedad, el sudor y otros factores facilitan la proliferación de bacterias.

La lesión es similar a una dermatitis irritativa. Al principio hay enrojecimiento e incomodidad en la zona, pero a medida que sigues corriendo, la erosión empeora y se convierte en una lesión.

Los principales síntomas son dolor, enrojecimiento y sangrado. Los pezones y los senos se vuelven más sensibles de lo habitual. En algunos casos se produce una liquenización de la piel que consiste en el engrosamiento de la epidermis debido al continuo roce o rascado.

¿Cómo se puede prevenir el pezón corredor?

Esta lesión se puede prevenir siguiendo unos sencillos pasos. Entre estos:

La elección de la tela

El tejido de la ropa que usamos para hacer deporte, especialmente cuando corremos, es muy importante. Algunos materiales aumentan la fricción o evitan la transpiración.

Por ejemplo, las camisas sintéticas hacen que los pezones de los corredores sean más fáciles. Se prefieren las telas lisas sin costuras ni aplicaciones en el pecho que puedan provocar rozaduras. También deben ser transpirables y frescos.

La importancia del sujetador

La mayoría de los corredores usan sostén mientras corren; la elección del modelo es importante, ya que entra en contacto con los pezones.

El sostén debe quedar ceñido y ofrecer suficiente soporte con cada paso. También en este caso el tejido debe ser suave y transpirable, sin costuras en la parte central. La talla debe ser correcta y los tirantes anchos.

Lea también: ¿Qué comer antes de correr? 7 consejos

Evite largas distancias

El pezón del corredor es más común en corredores que corren largas distancias. Por otro lado, es menos común cuando se corre a menos de 10 kilómetros, a menos que el tejido de la prenda que se lleva sea de mala calidad.

Cuando aparezca la lesión, será bueno reducir las sesiones hasta que cicatrice por completo. En caso de querer mantener las distancias habituales, es importante proteger adecuadamente la zona.

Lubricantes o vaselina

Algunos productos ayudan a evitar el roce y, por tanto, las lesiones cutáneas. Al lubricar la piel, la vaselina está indicada para prevenir esta lesión.

El polvo de talco también reduce las molestias, ya que seca y calma la irritación. También es útil en otras partes del cuerpo, como la parte interna del muslo.

Protege tus pezones mientras corres

Otras formas de proteger los pezones mientras se corre son las pezoneras específicas, una especie de parches que se adaptan a la forma anatómica del pezón. A menudo se utilizan métodos de bricolaje que, sin embargo, tienden a desprenderse más fácilmente con el sudor o el cabello.

Lea también: ¿Sabías que correr una hora al día alarga tu vida?

El pezón del corredor necesita tratamiento.

El pezón del corredor no debe pasarse por alto, ya que tiende a infectarse fácilmente. En muchos casos puede ser necesario utilizar pomadas antibióticas o desinfectantes, que deben ser recetados por un especialista.

Además de esto, será necesario limpiar adecuadamente la zona, secar con cuidado el pezón y aplicar una crema o vaselina. La ropa deportiva debe estar siempre limpia para reducir el riesgo de infección.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba