Fitness

Fitboxing: ¿que es y que beneficios ofrece?

El fitboxing es un deporte que se ha ganado la aprobación de los amantes del fitness. Nacido en Estados Unidos, combina ejercicios de boxeo, kickboxing, muay thai y crossfit. El objetivo es entrenar el cuerpo de manera integral.

A simple vista puede parecer una práctica intensa, ideal solo para quienes disfrutan de unas condiciones físicas óptimas. De hecho, ofrece ejercicios para todos los perfiles, desde los más pequeños hasta los mayores. ¡Siga leyendo para obtener más información!

¿Qué es el boxeo en forma?

El fitboxing es un deporte relativamente nuevo con interesantes beneficios. Combine ejercicios de acondicionamiento físico, como los que utilizan el peso corporal o TRX, con técnicas tomadas del boxeo y las artes marciales.

El objetivo principal es definir el físico, pero también ayuda a aumentar la masa muscular y perder peso. Por supuesto, esto último también es uno de sus beneficios si tenemos en cuenta que en una sesión de alta intensidad, que dura unos 60 minutos, se pueden quemar hasta 1000 calorías.

Entre otras cosas, fortalece la función cardiorrespiratoria, aumenta la resistencia física y mejora la agilidad y la coordinación. La mejor parte es que no lleva demasiado tiempo y es adecuado para casi todo el mundo.

Lea también: Postres fitness: 3 recetas para comer sin remordimientos

¿Cómo se hace el fitboxing?

Fitboxing es un ejercicio aeróbico combinado con algunos ejercicios funcionales. Las sesiones tienen una duración media de 47 minutos y se denominan “retos”.

Comienza con una fase de calentamiento de unos 15 minutos con ejercicios cardiovasculares y de tonificación, para reactivar la musculatura. Luego, con la ayuda de un instructor, comience a entrenar boxeo y kickboxing al ritmo de la música.

En este punto, se realizan 8 sesiones de entrenamiento de bolsa de 2 minutos, combinadas con 8 ejercicios de peso corporal de un minuto (entrenamiento de peso corporal).

A esto le sigue una sesión de entrenamiento funcional (fitness) de 10 minutos con la ayuda de bandas de resistencia, TRX, fitball y otros accesorios. Al final del entrenamiento, 6 minutos de actividad tonificante y otros 10 de estiramiento.

Beneficios del fitboxing

En general, toda actividad física ofrece una amplia variedad de beneficios para la salud. Fitboxing es particularmente útil para aquellos que necesitan quemar calorías y mejorar su estado físico. Sin duda, ofrece muchos otros beneficios.

Ayuda a combatir el estrés.

Una de las principales razones para practicar el fitboxing es que te permite bajar los niveles de estrés y ansiedad. Al integrar también ejercicios aeróbicos, las sesiones promueven la liberación de endorfinas.

Esto, como confirma un artículo de revisión publicado en Frontiers in Psychology, reduce la tensión y aumenta la sensación de bienestar.

Mejora la salud cardiovascular

El entrenamiento regular de fitboxing también resulta en una mejor salud cardiovascular. Al estimular la circulación sanguínea en general, ayuda a regular la presión arterial.

Además de esto, ayuda a controlar el sobrepeso y la obesidad, dos factores que inciden significativamente en el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Te permite quemar más calorías

Al combinar ejercicios de fitboxing intercalados, el gasto calórico aumenta en comparación con otras disciplinas deportivas. Por supuesto, esto varía según la intensidad con la que se practica.

En cualquier caso, se estima que una sesión de 47 a 60 minutos quema hasta 1000 calorías, promoviendo un peso saludable.

Ayuda a tonificar los músculos

Este entrenamiento le permite trabajar de manera óptima en todos los grupos musculares. Esto, unido a su capacidad para aumentar la quema de grasas, favorece la tonificación. ¿El resultado? Un cuerpo más definido y armonioso.

Mejorar la coordinación y la estabilidad.

Una de las principales cualidades de esta disciplina es la capacidad de fortalecer los músculos centrales, también llamados core. Gracias a los rápidos movimientos de rotación, ejercita esta parte del cuerpo de forma óptima.

Según un artículo publicado en Harvard Health, esto estabiliza el equilibrio, mejora la coordinación y aumenta el rendimiento deportivo.

Fitboxing y autoestima

Varios estudios, como el publicado en la revista Neuropsychiatric Disease and Treatment, confirman que el ejercicio regular tiene un impacto positivo en la autoestima y la confianza en uno mismo. L

Un fitboxing es muy útil en este sentido, ya que incluye técnicas de autodefensa que aumentan la sensación de seguridad personal.

Por otro lado, lograr pequeñas y grandes metas en cada sesión ofrece una sensación de satisfacción que nutre la autoestima. Por no hablar de los efectos en el cuerpo, como un peso más saludable, que mejoran la forma en que percibimos nuestra imagen.

Consejos para empezar a practicar el fitboxing

No es necesario estar entrenado para empezar a practicar el fitboxing. Sin embargo, es esencial pasar por una etapa temprana de aprendizaje y adaptación antes de poder dominar las técnicas. ¡Déjese guiar por un entrenador!

Al principio, los movimientos y las secuencias de tomas pueden parecer difíciles o aburridos. Sin embargo, con un poco de práctica, serán cada vez más fáciles. El entrenador decidirá cuándo es el momento de aumentar la intensidad. A continuación, se ofrecen algunos consejos generales para quienes quieran acercarse a esta disciplina:

Relajarse

Aprender a relajarse mientras hace ejercicio es la clave para progresar. Es normal, al principio, tener dificultad para realizar los movimientos y brazadas, y sentirse un poco tenso.

También puede resultar difícil terminar toda la lección. Mantenga su ritmo y no se concentre demasiado en la fuerza, sino en la velocidad y la agilidad.

Lleva ropa cómoda

Los movimientos, durante los ejercicios, deben ser fluidos. Elija ropa cómoda y deportiva que le dé libertad de movimiento y no cree fricciones en la piel. Asegúrese de que el tamaño sea el adecuado para evitar molestias durante el ejercicio.

Incrementa la intensidad gradualmente

El fitboxing no es una disciplina exigente. A pesar de esto, la intensidad debe incrementarse gradualmente, de acuerdo con la forma física. Tratar de pasar de un estilo de vida sedentario a rutinas extenuantes es contraproducente y puede provocar lesiones.

Entrenamiento de fuerza

Para complementar los efectos del fitboxing, también vale la pena incluir una rutina de entrenamiento de fuerza.

No es necesario que sea diario: dos o tres veces por semana son suficientes. Esto ayudará a fortalecer los músculos y beneficiará la forma y la salud en general.

Siga una dieta saludable

Como ocurre con otras prácticas deportivas, el fitboxing debe ir acompañado de una dieta sana y equilibrada. Las necesidades nutricionales varían de persona a persona, sin embargo, los siguientes consejos se aplican a todos:

  • Incrementa tu consumo de frutas y verduras.
  • Come carne magra y pescado.
  • Consume productos lácteos con moderación.
  • Incluir en la dieta con frutos secos y semillas.
  • Evite el consumo de alimentos ultraprocesados, azúcares y harinas refinadas.
  • Bebe mucha agua.

También te puede interesar: Sentarse en el suelo: beneficios y precauciones

Fitboxing: una forma de mejorar el fitness al ritmo de la música

No es casualidad que el fitboxing haya conquistado a miles de personas en todo el mundo. Sus efectos sobre el cuerpo y el entrenamiento del saco al ritmo de la música hacen de esta disciplina una forma diferente de ejercitarse y conseguir buenos resultados.

Por supuesto, las rutinas están diseñadas para todo tipo de usuarios, desde jóvenes hasta adultos, deportistas y ancianos. Cualquiera puede empezar a practicar el fitboxing, preferiblemente con el asesoramiento de un entrenador profesional. ¿Qué tal intentarlo?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba