Fitness

Deporte y dolor de rodilla: 5 alternativas para las personas que lo padecen

Es necesario mantenerse activo y evitar en lo posible el sedentarismo para disfrutar de una mayor salud y bienestar. Sin embargo, cuando le duelen las rodillas, hacer ejercicio se vuelve difícil, si no doloroso. Pero entonces, ¿cómo conciliar deporte y dolor de rodilla? Hablamos de ello en este artículo.

Si bien el descanso absoluto puede parecer la solución ideal en estos casos, dejar de hacer actividades solo empeorará las cosas y aumentará el dolor de rodilla. Por este motivo, es recomendable consultar a su médico sobre el tipo de ejercicio, intensidad y frecuencia que es apropiado practicar en su caso.

El dolor de rodilla es una molestia que puede afectar su calidad de vida si no se trata a tiempo. Es por eso que debe prestar atención a los primeros síntomas y seguir las instrucciones de su médico una vez realizado el diagnóstico.

En las próximas líneas llegaremos al corazón de cómo conciliar el deporte y el dolor de rodilla, ilustrando las disciplinas que su médico podría recomendarle.

1. Deporte y dolor de rodilla: caminar, una de las mejores actividades

Caminar es una de las actividades físicas más recomendadas para quienes padecen dolor de rodilla. Esto se debe a su bajo impacto en las articulaciones. Por tanto, es el deporte más sencillo y práctico para quienes padecen dolor de rodilla.

No solo ayuda a mantener el bienestar físico y a abastecerse de vitamina D (si se practica al aire libre), sino también a reducir las molestias.

Lo ideal sería comenzar caminando por caminos planos y con terreno estable, evitando exceder el tiempo. Aunque generalmente se recomienda caminar al menos 30 minutos al día, puede dividir ese tiempo en distancias cortas.Este es un consejo que no debe subestimarse, especialmente si el dolor es muy fuerte y las rodillas comienzan a sufrir a los pocos minutos.

Evidentemente, a medida que tus piernas se vayan acostumbrando al ejercicio, podrás incrementar su duración e intensidad.

2. Ciclismo

El ciclismo es otro de los deportes recomendados para personas que padecen dolores de rodilla. El movimiento repetitivo que ejerce la bicicleta trabaja los tendones que recubren la rodilla y los músculos que sostienen las articulaciones de la zona.

El ciclismo es un deporte de bajo impacto que también te permite elegir entre la bicicleta clásica y la bicicleta estática.

Si crees que la bicicleta aumentará las molestias, puedes estar tranquilo, porque si se hace en plano no provoca tensión en las rodillas. No obstante, es bueno comenzar con un ligero pedaleo y aumentar gradualmente la intensidad.

Si desea fortalecer las piernas y mejorar la circulación, intente montar en bicicleta tres o cuatro veces por semana durante 25 a 30 minutos.

3. Deportes y dolor de rodilla: natación y ejercicios acuáticos, entre las actividades recomendadas

En caso de dolor de rodilla, los otros deportes recomendados son la natación y los ejercicios acuáticos. Además de no ejercer ningún tipo de presión sobre las rodillas, son la mejor opción en caso de lesiones y cuando no se pueden practicar otros deportes.

En el agua se pueden realizar diversos ejercicios para mejorar la resistencia y la elasticidad sin forzar las articulaciones de la rodilla. Esto le permitirá saltar y darse la vuelta sin dolor.

Los ejercicios de este tipo son igualmente adecuados para quienes padecen artritis, osteoporosis y fibromialgia. Pero en este caso deberán ser aprobados por el médico, para evitar cualquier daño.

4. Bicicleta elíptica

¿No te fascina la idea de caminar porque sientes que te falta el gusto por el desafío? En este caso debes considerar la bicicleta elíptica, que es otro tipo de actividad recomendada para quienes padecen dolor de rodilla.

El esfuerzo que ejerces cuando lo usas es el mismo que haces cuando caminas, por lo que no te dañarás las rodillas, y también puedes jugar con la velocidad y la inclinación para hacerlo más interesante.

Si quieres fortalecer las piernas y mejorar la circulación, este es el ejercicio para ti.

Comience con 15/20 minutos para que sus piernas se acostumbren al movimiento. A medida que gane fuerza en las piernas, puede aumentar el ritmo y la duración del entrenamiento.

5. Yoga y pilates

Los dos últimos deportes que recomendamos para el dolor de rodilla son el yoga y el pilates. Dos opciones de bajo impacto y fáciles de practicar; solo necesitas suficiente espacio para practicar.

Tanto el yoga como el pilates te permitirán:

  • Relaja tu mente.
  • Postura correcta.
  • Mejora la resistencia muscular.
  • Fortalece diferentes partes del cuerpo.
  • Bajar de peso (o mantenerlo, según sea el caso).

Si eres principiante, te recomendamos que te apuntes a un curso dirigido por un experto. Esto se debe a que, aunque las posiciones son sencillas, si se realizan de forma incorrecta pueden provocar dolor de espalda.

Deportes y dolor de rodilla: ¿qué no se debe olvidar?

Ahora que tienes una idea más clara de los mejores deportes para practicar para combatir el dolor de rodilla, recuerda:

¡No exageres! Empiece por practicar de 15 a 20 minutos de ejercicio a la semana y siempre bajo la supervisión de un experto. Si es así, pregúntele a su médico si son adecuados para su estado de salud. Si sufre alguna lesión, es probable que el especialista le aconseje que evite algunas de ellas.

Use calzado apropiado. No es una buena idea salir a correr con zapatos nuevos para una caminata larga, ya que pueden causar ampollas en los pies. A su vez, el calzado gastado podría tener la suela demasiado deteriorada, provocando resbalones y provocando más lesiones.

Finalmente, evite los zapatos que sean demasiado planos, ya que tienden a causar dolor de espalda y acentuar el dolor.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba