26 razones para correr un maratón

Tanto si eres un corredor experimentado que quiere trabajar para alcanzar una nueva meta como si eres un corredor novato que se inspira en el logro de un amigo para ganar una carrera, hay muchas razones personales por las que querrías entrenar y correr en un maratón.

Claro, hay muchas excusas para no correr una carrera de 26.2 millas. Puede que te digas a ti mismo que es demasiado difícil y demasiado lejos. Puede que tengas miedo de lesionarte y no quieras perder las uñas de los pies, lidiar con la hinchazón de los pies o experimentar un dolor constante, así que te convences a ti mismo de no realizar tus sueños de maratón. Pero en el fondo siempre vuelves a preguntarte cómo sería poner el esfuerzo en entrenar para un maratón.

Los beneficios de correr un maratón

Aunque correr un maratón puede ser un esfuerzo aterrador y doloroso, entrenar y correr una carrera puede ofrecer una serie de beneficios para el cuerpo, la mente y el alma. De hecho, hay muchas razones por las que deberías correr. A continuación se presentan 26 razones, una por cada milla que correrás en un maratón, por las que deberías empezar a entrenar ahora.

Para tu salud física

El entrenamiento para un maratón tiene muchos beneficios de salud física para el cuerpo y también le permite disfrutar de algunos beneficios adicionales, como:

  • Mejorará su salud en general. Correr regularmente fortalece tu corazón al aumentar tu VO2 máximo (capacidad aeróbica) y también ayuda a mantener tu presión arterial y el colesterol alto en niveles saludables. También mejora su sistema inmunológico y aumenta la fuerza muscular. Incluir la carrera de larga distancia en su rutina le enseña a su cuerpo a almacenar más glucógeno para combatir el golpe contra una pared después de un cierto número de millas. Además, las carreras más largas empujan a su cuerpo a fortalecer las fibras de cambio rápido en los músculos para combatir la fatiga y aumentar la fuerza y el poder.
  • Dormirás mejor. El entrenamiento para la maratón puede ser agotador y tu cuerpo anhelará dormir ya que se repara a sí mismo mientras descansas. Definitivamente te encontrarás yendo a la cama más temprano y durmiendo mucho más profundamente.
  • Puedes ponerte en mejor forma. El entrenamiento para la maratón desafía incluso a los atletas más en forma. Si no estás en buena forma o en la mejor forma de tu vida para cuando llegues a la línea de salida, puede que te falte entrenamiento.
  • Tonificarás tus piernas. La pérdida de peso es a menudo un objetivo de los maratonistas en entrenamiento pero, como muchos descubren, no siempre sucede. Aunque no pierdas mucho peso, registrar todos esos kilómetros aumentará absolutamente tu masa muscular magra y tonificará tus piernas.
  • Puedes obtener masajes sin culpa. Los maratonistas en entrenamiento tienden a tener los músculos tensos, y los masajes regulares pueden ayudar a que te sientas cómodo y te mantengas libre de lesiones. Date uno o dos masajes durante el entrenamiento para ayudar a aliviar algo de esa tensión.
  • Puedes darte un poco de gusto después de tus largas carreras. Durante tus largas carreras, estarás quemando miles de calorías, así que está bien ser un poco indulgente después. Estarás hambriento, después de todo. Puedes correr duro, y celebrar duro.

Es importante que no asumas que el entrenamiento de maratón te da una licencia para comer lo que quieras, cuando quieras. Correr y perder peso no siempre van de la mano, así que a menos que estés tomando menos calorías de las que gastas, no verás un cambio en la balanza. Presta mucha atención a lo que comes mientras te entrenas para un maratón para asegurarte de que estás comiendo para un rendimiento óptimo.

Para tu mente

Las carreras largas juegan un gran papel para ayudarte a afinar tu fortaleza mental y a desarrollar un sistema de afrontamiento para lidiar con las carreras, día tras día, milla tras milla, en algunas condiciones muy duras. Correr un maratón también te ayudará a obtener los siguientes beneficios:

  • Reduce el estrés. Las investigaciones sugieren que correr en tiempos de estrés te ayuda a manejar mejor los desafíos de la vida al aumentar tu resistencia mental.
  • La experiencia te cambiará. Este conocido dicho lo dice todo: «La persona que empieza un maratón no es la misma que termina un maratón». Seguro que serás una persona diferente en la línea de meta porque siempre sabrás que tienes la fuerza mental y física para perseverar, incluso en momentos en los que crees que no puedes y no tendrás éxito.
  • Definitivamente estarás inspirado a lo largo del camino. Ya sea el corredor en silla de ruedas de doble amputación, la abuela de 73 años corriendo su 35º maratón, o tus propios hijos con los carteles de «¡Te queremos!», encontrarás algo de inspiración en cada curva.
  • Estarás motivado para correr. No puedes dejar de entrenar cuando se trata de un maratón, así que tener uno en tu calendario te mantendrá motivado para cumplir con tu programa de entrenamiento. En los días en que te falte motivación, pensarás en cómo te sentirás si no estás bien entrenado, no puedes terminar o tienes que cancelar y encontrar el entrenamiento de fuerza de todos modos.

Las pruebas demuestran que correr puede ayudar a aliviar los síntomas de los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad. Se encontró que el ejercicio regular, como correr, es moderadamente más efectivo que ningún tratamiento para reducir los síntomas depresivos, según un estudio publicado en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas (Cochrane Database of Systematic Reviews).

Para el alma

Correr un maratón no sólo es bueno para el cuerpo y la mente, sino que también puede ayudar a alimentar el alma, ya que ayuda en situaciones sociales y puede dar una razón para entrar en el trabajo de caridad.

  • Puedes aumentar la conciencia y el dinero para una buena causa. Muchos maratones benefician a organizaciones benéficas y causas que valen la pena, desde la ayuda en desastres hasta la lucha contra el cáncer. Correr por algo que es más grande que tú es una gran manera de mantenerte motivado para seguir entrenando, conocer a otros corredores con los que entrenar y puede hacer que tu entrenamiento y tus carreras sean aún más significativos.
  • Conocerás gente nueva. Unirse a un grupo de corredores es una gran manera de conocer a gente nueva y con ideas afines. De hecho, muchos corredores conocen a sus mejores amigos o incluso a sus futuros compañeros a través de los grupos de corredores.
  • Puedes involucrar a tu familia y amigos. Si no te interesa conocer gente nueva, puedes convencer a un amigo o familiar de que entrene para una maratón contigo. Entrenar juntos y viajar a la carrera es una forma divertida de crear lazos y pasar tiempo juntos.
  • Serás un gran modelo a seguir. Es difícil no respetar a alguien que está dedicado y decidido a completar una meta sustancial como correr un maratón. Serás un gran ejemplo para muchas personas en tu vida.
  • La gente hará señales para ti. Parece una cosa pequeña, pero ver a tus amigos y familiares al margen, sosteniendo un cartel divertido o inspirador hecho sólo para ti, es una sensación completamente diferente y asombrosa. Correr un maratón es definitivamente un esfuerzo digno de una señal.

Cuando te postules para una obra de caridad, elige una causa que te importe. Cuando eliges una causa que tiene un significado personal, es mucho más probable que te inviertan en el a veces agotador proceso de recaudación de fondos. Asegúrate de empezar fijando pequeños objetivos, pidiendo la ayuda de amigos y familiares, y empezando pronto.

Para el Desarrollo Personal

Inscríbete en un maratón e instantáneamente sentirás una sensación de logro. Empieza a entrenar para dicho maratón y te encontrarás experimentando lo siguiente:

  • Te mantendrás ocupado. Entrenar para un maratón lleva mucho tiempo, así que si has pasado por un reciente cambio de vida que te da algo más de tiempo libre como la jubilación, la ruptura, la pérdida del trabajo o el nido vacío, ahora puede ser el momento perfecto para asumir el reto del maratón.
  • Entenderás mejor la jerga de los corredores. Si hasta ahora has sido un corredor ocasional, entrenar para un maratón significa que no podrás evitar la subcultura del corredor por mucho más tiempo. Te encontrarás hablando en acrónimos de correr y hablando mucho de correr.
  • Puedes lograr un objetivo de por vida. Mucha gente ha «corrido un maratón» en su lista de deseos, pero pocos lo logran.
  • Puedes probar a tu profesor de gimnasia del instituto (o a cualquiera que dudara de ti) que eres un atleta. OK, así que probar a los detractores que puedes completar un increíble logro físico no debería ser la única razón por la que decidas entrenar para un maratón, pero es un bonito bono.
  • Ganarás la confianza que nunca supiste que tenías. Después de haber registrado un 20-mililitros, sentirás que puedes conquistar el mundo (después de una siesta post-corrida, por supuesto). Tu confianza al correr se desbordará seguramente en otras áreas de tu vida, como el trabajo y las relaciones.
  • Tendrás una increíble sensación de logro. Aunque experimentarás momentos difíciles durante el entrenamiento de la maratón y durante la carrera, todo vale la pena una vez que cruces esa hermosa línea de meta. Te sentirás orgulloso sabiendo que te fijaste una meta de terminar un maratón y la cumpliste.

Incluso una mala carrera puede ser un momento de enseñanza que te obliga a aprender algo nuevo sobre ti mismo. Aunque una carrera lenta o difícil puede ser descorazonadora y frustrante, puedes avanzar averiguando qué fue lo que falló y luego regresar a tu entrenamiento. En el camino, son las luchas, los obstáculos y las malas carreras las que te ayudan a convertirte en un mejor y más experimentado corredor.

Para la diversión

Entrenar y correr un maratón requiere tanta energía mental y física que a veces es fácil olvidar lo bien que te lo estás pasando. Pero definitivamente hay mucha diversión en la experiencia general.

  • Puedes viajar a lugares nuevos y geniales. Si te gusta viajar, correr maratones es una gran excusa para visitar una nueva ciudad o país. Podrás ver mucho del área local en la carrera e incluso podrás obtener descuentos en las tarifas de los corredores de maratón en las habitaciones de los hoteles.
  • Tendrás una gran excusa para comprar nueva ropa de correr. Correrás mucho, así que no podrás salirte con una o dos prendas para correr a menos que quieras lavar la ropa constantemente. Comprar un nuevo equipo para correr es una gran manera de recompensarte por mantenerte en tu entrenamiento.
  • Descubrirás nuevos lugares locales. Si normalmente te ciñes a distancias más cortas para correr y correr, el entrenamiento para un maratón te obligará a encontrar nuevos lugares para correr, ya que correrás mucho y te aburrirás de las mismas rutas. Consulta MapMyRun.com o pide a los corredores locales sugerencias sobre dónde correr.
  • Recibirás una medalla y una camisa genial. Ya sea una medalla, una camisa, o una gran foto de acabado, obtendrás algo que es un reconocimiento a tu logro. Puede que no la lleves puesta o la mires todo el tiempo, pero estará ahí cuando necesites un recordatorio tangible de tu destreza al correr.
  • Tendrás toda una vida de derechos de presumir. Una vez que cruces esa hermosa línea de meta, serás un finalista de maratón y siempre lo serás. Nadie puede quitarte ese título.

Viajar a un nuevo destino para un maratón puede ser una forma especial de experimentar una ciudad o país en el que nunca has estado antes. Pero empacar para una nueva ciudad y un maratón no tiene que ser una tarea desalentadora. Haz tus deberes sobre el destino, comprueba el clima, empaca tus geles y combustibles favoritos, y lo más importante, empieza a considerar lo que necesitas empacar en el momento en que te inscribas en esa carrera.

Una palabra de DeporteBarato

Muchos de los beneficios fisiológicos y de salud mental del entrenamiento para un maratón son el resultado de un programa de carrera consistente e incluyen la carrera de larga distancia en su plan de entrenamiento.

Algunos planes de maratón para principiantes incluyen una larga carrera una vez a la semana, mientras que otros pueden operar en un ciclo de 10 días o incluso de dos semanas, dependiendo de la experiencia de correr o de una posible lesión. Si no corres ese maratón que has estado considerando, es menos probable que incluyas las carreras largas en tu entrenamiento. Como siempre, asegúrese de evaluar primero su nivel de condición física antes de comenzar a entrenar para un maratón.

Deja un comentario