5 razones por las que puedes ganar peso cuando empiezas a hacer ejercicio

Si alguna vez has comenzado un programa de ejercicios para perder peso y descubres que tu peso aumenta, no estás solo. Ese cambio en la balanza no significa necesariamente que estés haciendo algo malo, ni tampoco que vayas en la dirección equivocada. Puede haber algunas razones obvias y no tan obvias por las que estás subiendo de peso.

Volumen 90%Pulsa el signo de interrogación para acceder a una lista de atajos de tecladoAtajos de tecladoReproducir/PausarAumentarPACIO Volume↑Decrease Volume↓Seek Forward→Seek Encender/ApagarPantalla completa/SalirPantalla completaMudo/UnmutemSeek %0-9Vivir00:0000:0001:10
1:10

Mira ahora: 4 razones por las que vale la pena celebrar la pérdida de pulgadas pero no de peso

¿Realmente estás engordando?

El primer paso es determinar si lo que estás ganando es grasa, músculo o agua.

El músculo es más denso que la grasa, pero ocupa menos espacio. Eso significa que si gana músculo, el peso de la báscula puede aumentar incluso cuando está adelgazando. Es normal que pierdas centímetros, incluso si no estás perdiendo peso.

Otro culpable es la retención de agua. Existe la teoría de que el cuerpo retiene agua cuando haces ejercicio, no sólo como parte del proceso de curación, sino también como un método para hacer llegar el glucógeno al cuerpo de una manera más eficiente. Ese sistema de combustible más eficiente significa que puedes llevar unos kilos de agua extra.1

De cualquier manera, la escala no puede decirte nada de esto, por lo que no siempre es la mejor manera de medir el progreso. Una opción es olvidarse de la báscula, al menos por un tiempo, y hacer que se analice la grasa corporal. Puedes hacerlo con una báscula de grasa corporal casera, o con un entrenador en tu gimnasio.

Si estas no son opciones, tome medidas en diferentes áreas del cuerpo de forma regular. Si estás perdiendo pulgadas, estás en el camino correcto.

Por qué puedes estar ganando peso en un programa de ejercicios

Si se ha medido de diferentes maneras y se ha dado cuenta de que realmente va en la dirección equivocada, tómese un tiempo para analizar las siguientes posibilidades: es posible que tenga que hacer algunos pequeños cambios en su dieta para ver mejores resultados.

Estás comiendo demasiadas calorías

Puede parecer obvio, pero la gente a veces come más después de empezar un programa de ejercicios para compensar la quema de esas calorías extra. Puede que pienses que estás llevando una dieta sana y baja en calorías pero, a menos que lleves un diario de comidas, no sabes cuántas calorías estás comiendo realmente.

La mayoría de las personas se sorprenden cuando empiezan a llevar un diario y empiezan a sumar las calorías. Casi siempre resulta ser más de lo que pensaban. Lleve un diario de comidas durante al menos una semana o utilice una aplicación o un sitio de seguimiento en línea como MyFitnessPal oFitWatch para tener una idea de qué y cuánto está comiendo.

Si descubre que está comiendo demasiadas calorías, puede hacer cambios en su dieta para reducir las calorías. Trata de evitar la mentalidad que dice que puedes comer lo que quieras ya que estás haciendo todo este gran ejercicio. Para perder peso, todavía necesitas controlar tus calorías.

Deja un comentario