Galletas de avena crujientes para bocadillos y loncheras

Estas sabrosas y picantes galletas despertarán tus papilas gustativas. Son un sabroso bocadillo acompañado de queso, nueces o fruta, y son una gran adición a un plato de aperitivos de carnes en rodajas, aceitunas y quesos.

Las galletas de avena se encuentran a menudo en las tiendas gourmet, pero pueden costar una pequeña fortuna. Sin embargo, son muy sencillas de hacer y pueden ser infinitamente variadas con el uso de diferentes hierbas y quesos.

Ingredientes

  • 2 1/4 tazas de avena enrollada, dividida
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 de cucharadita de sal, redondeada
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 1 1/2 cucharaditas de azúcar
  • 1/2 cucharadita de romero seco, o 1 cucharadita de romero fresco finamente picado
  • 1/2 taza de queso parmesano recién rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 taza de agua hirviendo

Preparación

  1. Precalentar el horno a 375F.

  2. Moler 3/4 de taza de avena en una licuadora o procesador de alimentos durante 1 a 2 minutos para hacer harina de avena. La harina debe ser ligeramente gruesa.

  3. En un bol grande, combine la harina de avena con la avena restante, bicarbonato de sodio, sal, pimienta, azúcar, romero y queso parmesano, y mézclelo todo.

  4. Añade el aceite de oliva y el agua hirviendo a los ingredientes secos y mézclalos. Amase la masa con las manos hasta que se forme una bola de masa ligeramente pegajosa. Dejar reposar la masa durante 5 minutos para hidratar la avena. Añade más agua, una cucharada cada vez, si está demasiado seca; si está demasiado pegajosa, añade más harina de avena o avena entera.

  5. Corta dos grandes trozos de papel pergamino. Coloca la bola de masa entre los trozos de papel de pergamino, en una gran tabla de cortar o en un mostrador plano. Enrolle la masa hasta un grosor de 1/8 de pulgada.

  6. Pele una capa de papel pergamino de la superficie de la masa y use un cuchillo afilado para cortar la masa en tiras de 1 pulgada. Luego, corte las tiras transversalmente en cuadrados de 1 1/4 de pulgada.

  7. Quita las galletas del papel pergamino y colócalas en dos hojas para hornear sin engrasar con un espacio de aproximadamente media pulgada entre ellas. Hornee hasta que la parte inferior de las galletas se haya oscurecido una o dos veces y la parte superior esté seca, unos 12 a 15 minutos. Voltee las galletas y hornee de 5 a 7 minutos más, hasta que las galletas estén muy secas y doradas en los bordes.

  8. Las galletas saldrán crujientes cuando se enfríen. Almacénelas en un contenedor sellado a temperatura ambiente.

Variaciones y sustituciones de ingredientes

Usamos queso parmesano fresco rallado en los agujeros medios de un rallador de cajas para esta receta. O bien, compramos trozos largos pre-triturados y los cortamos en trozos más pequeños antes de medirlos. También puede probar el queso Romano en lugar del parmesano.

En lugar de romero, use diferentes hierbas secas, como albahaca, orégano o tomillo, ya sea solas o en combinación. Las especias como el pimentón ahumado, el comino o el cilantro pueden proporcionar un sabor más exótico.

Usar pimienta de cayena en lugar de pimienta negra para el calor asertivo.

Para hacer esta receta sin gluten, usa avena sin gluten.

Consejos para cocinar y servir

Si la masa se agrieta mientras trabajas con ella, no te preocupes; es muy indulgente. Sólo pellizque y palmee las grietas y agujeros con los dedos, usando pequeños trozos de masa extra como parches. Los trozos cortados pueden ser presionados juntos y enrollados de nuevo. Si la masa se ha secado, amásela con unas pocas gotas de agua.

Califique esta receta

Deja un comentario