Versátil receta de Edamame glaseado para los bocadillos después de la escuela

La soja inmadura, recogida y servida en verde, se llama edamame. Se han disfrutado durante muchos años en Japón, Corea, China y Hawai, y ahora se pueden conseguir fácilmente en las tiendas de comestibles de los Estados Unidos, en la sección de alimentos congelados.

El edamame se suele comer como comida para los dedos y se puede servir como tentempié en una fiesta o después de la escuela. Recoge el edamame por el extremo del tallo, ponlo todo en tu boca, chupa los frijoles y desecha las vainas.

Ingredientes

  • 12 onzas de vainas de edamame congeladas
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo picante
  • 1 cucharada de raíz de jengibre pelada y rallada
  • 1 cucharada de salsa de soja reducida en sodio
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de azúcar moreno claro envasado
  • ¼ cucharadita de hojuelas de pimienta roja trituradas

Preparación

  1. En una olla grande, pongan dos cuartos de agua a hervir. Añade el edamame congelado y vuelve a poner la olla a hervir. Reduzca el fuego y hierva a fuego lento durante un minuto. Vertiendo lejos de ti para evitar el vapor caliente, escurre las vainas de edamame en un colador y enjuágalas con agua fría para detener la cocción.

  2. En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta el aceite. Añade el jengibre y saltéalo, revolviendo con frecuencia, durante 1 o 2 minutos, hasta que el jengibre empiece a dorarse. Añada la salsa de soja, el vinagre y el azúcar moreno y revuelva hasta que el azúcar se disuelva. Añada el edamame. Reduzca el fuego a medio y revuelva con una espátula de silicona hasta que la salsa se caramelice y se reduzca para formar un glaseado en las vainas de edamame. Raspar la salsa de los lados y el fondo de la sartén periódicamente durante el proceso de caramelización. Espolvoree con hojuelas de pimiento rojo, si lo desea, y sírvalo caliente

Variaciones y sustituciones

Varía las proporciones de aceite de sésamo tostado a picante para adaptarse a tu propio paladar.

Para hacer esta receta sin gluten, usa salsa de soja sin gluten o tamari sin gluten.

Consejos para cocinar y servir

No escatime en el agua hirviendo. Si no usas suficiente agua hirviendo para cocinar las vainas de edamame, tardará mucho en volver a hervir, el tiempo se desconectará, y las vainas se sobrecocerán cuando hayan hervido durante 1 minuto.

El jengibre fresco y el aceite de sésamo son armas secretas de la cocina de baja densidad. Pequeñas botellas de aceite de sésamo están disponibles en la mayoría de las tiendas de comestibles. Lea la etiqueta cuidadosamente. El aceite de sésamo «puro» puede describirse como tostado; es de color marrón oscuro. El aceite de sésamo picante es de color rojizo y es, como se anuncia, un producto caliente. Un poco sirve para mucho, así que guarda el aceite de sésamo en el refrigerador después de abrirlo para que se mantenga fresco entre usos.

Califique esta receta

Ya has valorado esta receta.
¡Gracias por tu valoración!

Deja un comentario